ChicamochaNews.net - Multilenguaje

sábado, 24 de diciembre de 2011

GERENCIAS DE HOSPITALES: “NI SE COMPRAN NI SE VENDEN”.

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Los nuevos  Alcaldes y Gobernadores tienen el deber de rodearse de talento humano seleccionado por competencias y no por influencias, para procurar la mejor gestión, en pro de mejorar la calidad de vida de sus gobernados, todo en el buen uso del principio universal de lo administrativo y constitucional nuestro, como es el predominio del interés colectivo por arriba del grupal o el individual. Dentro de la gama de funcionarios a nombrar, por los mandatarios próximos a posesionarse, está el Gerente del Hospital; cuando es de nivel uno de complejidad lo hace el Alcalde y cuando es de nivel dos lo hace el Gobernador. 

Los Gerentes de los hospitales, según las normas del sistema, serán nombrados por períodos institucionales de cuatro (4) años, mediante concurso de méritos que deberá realizarse dentro de los tres meses, contados desde el inicio del período del Jefe de la Entidad Territorial respectiva; para nuestro caso Alcaldes y Gobernadores. Para ello, la Junta Directiva conformará una terna, previo proceso de selección realizado por la universidad, avalada para tal fin, terna de la cual, el nominador (alcalde o gobernador),  tendrá que nombrar el respectivo Gerente.  La Junta Directiva debe incluir en la terna a quien gane el concurso de meritos y el Alcalde o Gobernador debe nombrar necesariamente a quien haya ganado el concurso.

Los Gerentes de los hospitales podrán ser reelegidos por una sola vez, cuando la Junta Directiva así lo proponga al nominador, siempre y cuando cumpla con los indicadores de evaluación anual o previo concurso de méritos. El alcalde o gobernador puede optar por la relección, propuesta por la Junta Directiva, u ordenar que se haga el concurso de meritos.

Según la norma, el concurso de méritos lo deben hacer universidades idóneas y, es ahí donde esta el meollo del asunto, porque si el alcalde o gobernador es honesto, integro y procura el bienestar de sus ciudadanos, a través de un hospital bien manejado, con buena prestación de servicios de salud, contratará la universidad que le garantice la mejor selección para, finalmente, nombrar un buen Gerente.

Si, por el contrario, el alcalde o gobernador es politiquero, deshonesto, corrupto y no le preocupa el bienestar de sus gobernados ni el futuro del hospital, direccionará el contrato con una universidad de "medio pelo" que le hará el "favor", mediante un "fingido" y "amarrado" concurso de méritos, de "seleccionar" un determinado Gerente al que, posiblemente, ya le han vendido el cargo o, por lo menos, le manipule el tema burocrático y de compras con una renuncia firmada sin fecha por si no "colabora".  Por este tema han sancionado alcaldes.

Los hospitales son la cara social de las buenas alcaldías y gobernaciones, los hospitales no son trofeos, ganados en elecciones, para pagar favores políticos.

Por el buen servicio de los hospitales públicos con criterios de seguridad y satisfacción de los usuarios y sus familiares,  las gerencias de los hospitales "ni se compran ni se venden".

(*) MD Darío Elvis Camacho Noriega 
Gerente ESE Hospital Regional de García Rovira

No hay comentarios: