ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 15 de diciembre de 2011

UNIFICACIÓN DEL POS:


¿ ALIVIO O MARTIRIO PARA LOS POBRES DE GARCÍA ROVIRA ?
Por MD DARÍO ELVIS CAMACHO NORIEGA (*)

En medio de las dificultades que a diario viven en materia de salud, en especial las personas sin recursos, la unificación del plan obligatorio en salud para mayores de 60 años constituye, en principio un alivio para su menguada economía, este grupo de personas antes solo tenían con cargo al carnet del régimen subsidiado la atención de baja complejidad, es decir la que hacen las IPS de cada uno de los municipios, algunas cirugías y consultas especializadas en mediana complejidad como la que prestamos en nuestro hospital y la atención de las enfermedades de alto costo como cáncer, SIDA, unidad de cuidados intensivos, cirugías intracraneales, en columna y corazón, trasplantes, implantes y diálisis que usualmente son realizadas en Bucaramanga.

Lo que no se lo amparaba el régimen subsidiado se lo cubría el carnet del SISBEN en nuestro hospital sin autorización, solo con la orden del Médico.

Antes por cada persona el Estado le reconocía por cada año a la EPS del régimen subsidiado la suma de $298.911.oo, en nuestra región a COMPARTA EPS, con la unificación del pos ahora el Estado les paga por cada año por cada persona la suma de $317.422.80. Es decir $18.511.80 más.

En nuestra provincia de García Rovira, en sus 12 municipios con no menos de 64.000 afiliados, COMPARTA EPS S manejaba en promedio, por año, $19.130 millones. El incremento de los $18.511.80 por cada persona por año le significa en promedio por año $1.184 millones más que son para financiar los nuevos servicios a los que tienen derecho las personas mayores de 60 años, esto por mes equivale a $98 millones. En total, para la atención de la población rovirense afiliada al régimen subsidiado por cada año, COMPARTA EPS contará con $20.314 millones de los cuales solo el 8% lo puede utilizar para gastos administrativos y lo demás necesariamente debe ser para prestación de servicios de salud en los tres niveles de complejidad y las enfermedades de alto costo.

Sin embargo, este avance del estado por materializar el derecho a la salud de los colombianos con criterio de accesibilidad, oportunidad, eficiencia y calidad, se ve frustrado por las trabas que le ponen las innecesarias EPS a los usuarios, para poder obtener los servicios que le ordena el médico general tratante.
En virtud a la igualación del pos, para los mayores de 60 años, exámenes como mamografía, endoscopia y ecografías, deben ser autorizados y pagados por COMPARTA EPS; el problema ahora para los campesinos rovirenses es que, sin ninguna razón técnica para que estos exámenes les sean autorizados, colocan como condición que deben ser ordenados por el especialista, lo que le implica al menos tres viajes hasta Málaga, uno para la consulta con el especialista y otro para realizarse el examen y un tercero para que sea revisado por el especialista tratante. En ese orden de ideas el campesino no sabe si trabajar, a pesar de estar enfermo, para procurar el sustento de su familia o perder múltiples días tratando de obtener un diagnóstico y tratamiento para su dolencia.

Esto además de ser absurdo pone en grave riesgo la salud de los usuarios, porque los diagnósticos van a ser tardíos con resultados catastróficos para los pacientes y mayores costos de atención para COMPARTA EPS.

El tema más preocupante es el cáncer gástrico, el cual en nuestra provincia, es más frecuente que en el resto del país, cáncer que solo puede ser diagnosticado y tratado si se encuentra tempranamente y para ello es indispensable la endoscopia lo más rápidamente posible, la cual sin restricción, solo con pertinencia, debe ser solicitada por el Médico General de cada municipio.

Caso similar ocurre con el cáncer de seno en las mujeres, siendo totalmente ilógico que condicionen la autorización de la mamografía, solo si es solicitada por médico especialista.

Estas perversas instrucciones, dadas solo vía telefónica y no por escrito, son una clara estrategia para contener gasto a expensas de la salud y la vida de los afiliados, son instrucciones de directivos de COMPARTA EPS S que, sin conocer cómo viven sus afiliados pobres en García Rovira, toman estas medidas desde un escritorio, pensando más en la plata que en el ser humano. Caso contrario sucede con los menores de 60 años, afiliados a COMPARTA, pero que por la edad no les cubre los exámenes antes mencionados, se los cubre el carnet del SISBEN, ellos simplemente con la orden del médico general pueden acceder a dichos servicios.

Señores de COMPARTA EPS S, la plata del régimen subsidiado no es de ustedes, ustedes solo pueden disponer del 8% para gastos administrativos, el resto son recursos del Estado para materializar el derecho a la salud.
Señores alcaldes nuevos no pierdan la independencia frente a la EPS del régimen subsidiado, es más importante el acceso efectivo a los servicios de salud de todos los ciudadanos de sus municipios que el puestico que la EPS S les da para que escojan en cada municipio el agente social, es más importante para su comunidad la prestación de servicios de salud en términos de accesibilidad, oportunidad, eficiencia y calidad, que el patrocinio de las ferias y fiestas. 

No hay comentarios: