ChicamochaNews.net - Multilenguaje

domingo, 17 de febrero de 2013

“MINISTRO DESPISTADO”

Por Médico Darío Elvis Camacho Noriega

Recientemente el Ministro de Salud, ALEJANDO GAVIRIA, en entrevista con un prestigioso medio capitalino, sorprendió a usuarios del sistema general de seguridad social en salud y a prestigiosos académicos de la Salud Pública de nuestro país, al afirmar que hay una profunda crisis financiera del sector, pero que no hay crisis en la salud pública y en la prestación de servicios de salud. Tanto usuarios como académicos estamos de acuerdo en la primera  afirmación, y no es para menos, si el modelo privilegia la rentabilidad económica y no le da importancia al individuo sano ni al enfermo.

La corrupción y la politiquería a lo largo y ancho del país con los recursos de la salud son evidentes, el desvío de recursos para la salud, hacia otros sectores con cuantiosas  inversiones privadas, el fraude con los recobros al FOSYGA, son la prueba del fracaso del modelo de administración para la aplicación de los recursos de la salud, lo cual ha llegado a un nivel inaguantable, es un intolerable social.

Lo inaceptable para eruditos en materia de salud pública y de prestación de servicios de salud, es que el Ministro haya afirmado que no hay crisis en estos dos temas. La frase acuñada en este modelo fracasado, "el paseo de la muerte" y la avalancha de tutelas reclamando servicios del POS, son la expresión más  diciente de que hay una grave crisis en el acceso, la oportunidad y la calidad de la prestación de servicios de salud.  La situación de la mortalidad materna e infantil, de las enfermedades inmunoprevenibles y de los niveles de inmunización, la sífilis congénita y la tuberculosis, son solo algunos de los indicadores que muestran la existencia de una grave crisis de la salud pública. 

Cerca de un centenar de prestigiosos profesionales de la salud, en su mayoría académicos de las más prestigiosas universidades de nuestro país, y dirigentes gremiales con PhD, Master en Salud Pública, le enviaron una carta al señor ministro, con ocasión de su despiste en el análisis y la situación del sector salud, donde le argumentan con estudios y publicaciones serias lo que está pasando en la salud pública y en prestación de servicios de salud; le dicen que mientras el sistema se enfoque en la rentabilidad y no en el usuario, para qué echarle más plata al saco roto en el que se convirtió el sistema  de salud colombiano.

Ojala esta respetuosa carta de los académicos al Señor Ministro, de profesión  economista, ex columnista crítico del actual gobierno, sirva para que en realidad se repiense el sistema en el que predomine el beneficio del colectivo sobre el lucro económico y que los colombianos recibamos servicios de salud acordes a la inversión que hace el Estado, para garantizar el derecho constitucional a la salud individual y colectiva.

Mientras se da esta controversia entre los  académicos y el Ministro de Salud, frente a la grave crisis del sector, "La silla vacía" nos cuenta en la publicación del 8 de febrero, que en virtud a los graves problemas que afronta la EPS SOLSALUD, desde que cayó en desgracia el senador Luis Alberto Gil, hay una enorme presión de dirigentes del partido de la U y del Partido Liberal frente al Ministro Gaviria, para definir quién va a ser el interventor, por supuesto, cercano a ellos, no para mejorar el acceso, la oportunidad y la calidad de la prestación de los servicios de salud a los sufridos afiliados de dicha EPS, en su mayoría santandereanos, sino para politiquear con burocracia y la conocida comisión por priorizar los pagos para el senador que tenga la palanca en la Superintendencia Nacional de Salud.  Esto en época preelectoral se vuelve una caja muy jugosa.

¡Que cuadro tan lamentable para la salud de los colombianos!

No hay comentarios: