ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 17 de octubre de 2013

ENDOSCOPIAS TARDIAS: ¡MUERTE SEGURA!

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Increíble, pero cierto. En Colombia, el país latinoamericano que dedica más recursos por persona/año para la atención en salud, los pacientes mueren esperando la autorización para exámenes, consultas especializadas o procedimientos. Con frecuencia vemos en los medios como narran los sufridos familiares que la EPS los llamó para informarles que la cita para su ser querido ya fue autorizada, ignorando que la persona falleció hace semanas.

La provincia de García Rovira tiene el lastre epidemiológico de ser, comparativamente con las demás provincias de Santander y otras regiones del país, la de mayor incidencia de cáncer gástrico, es decir, la provincia con más casos nuevos por cada año, de uno de los tipos de cáncer más frecuente. Es de conocimiento general que en nuestra región han fallecido, por este tipo de cáncer, ricos y pobres; alcaldes, concejales, maestros y campesinos. Por supuesto, el pronóstico para cada persona es favorable o desfavorable en la medida que se diagnostique a tiempo, diagnóstico que solo puede hacerse en la actualidad con endoscopia de vías digestivas altas y biopsia.

Con frecuencia vemos a campesinos y a sus familiares angustiados, porque en la consulta de medicina general  de alguno de los pueblos les han solicitado el examen de endoscopia, porque existe la sospecha de cáncer gástrico o de esófago; el viacrucis inicia cuando tienen que someterse a un requisito nada técnico ni ético impuesto por la EPS COMPARTA  que obliga a que para ellos autorizar dicha endoscopia, el paciente tiene que ser remitido antes a Consulta Especializada de Cirugía General o Medicina Interna, lo que implica múltiples viajes desde los municipios de procedencia hasta Málaga y la pérdida de semanas o meses valiosísimos en la detección oportuna del posible cáncer.

Esta medida absurda de COMPARTA, netamente economicista, va en contra de la política de prestación de servicios de salud que el Estado debe garantizar a los ciudadanos como es la atención con "oportunidad, accesibilidad, eficiencia y eficacia".  La medida ilógica de COMPARTA para la autorización de endoscopias, además de congestionar los servicios especializados de Medicina Interna y Cirugía General de nuestro hospital regional, no guarda coherencia con lo observado en Boyacá, donde los Médicos Generales si pueden solicitar endoscopia directamente a los pacientes que la requieran y COMPARTA la  autoriza.

También es criticable que la tarifa particular para endoscopia y biopsia del hospital regional, sea más costosa que en centros especializados como la FOSCAL, esto no tiene presentación tratándose de la provincia con el índice más alto de pobreza, comparado con las demás provincias santandereanas. Parcialmente entiendo que puede haber mal uso del servicio de endoscopia, especialmente para menores de 40 años donde puede ser más importante fomentar hábitos de vida saludable y un buen tratamiento que la endoscopia y por ello COMPARTA haya restringido la solicitud de endoscopia solo para especialistas.

Una medida salomónica que le corresponde gestionar o pelear a los Señores Personeros de todos los municipios de la provincia, las Veedurías Ciudadanas, la Asociación de Usuarios de la EPS COMPARTA y la representante de todos los usuarios de la provincia  ante la Junta Directiva del hospital regional, es que COMPARTA permita que los médicos generales soliciten directamente la endoscopia y a su vez la EPS la autorice oportunamente para pacientes mayores de 45 años con síntomas y signos sospechosos de cáncer gástrico o esofágico.

Que lastima que el servicio de endoscopia del Hospital Regional de García Rovira que cuenta con uno de los mejores especialistas del departamento, con enorme experiencia y con la tecnología más avanzada, esté subutilizado, en la provincia con el más alto índice de casos nuevos de cáncer gástrico.

Mientras tanto, seguiremos viendo como nuestros campesinos pobres y vulnerables, los que no tienen palanca, les toca mendigar y esperar a que COMPARTA, después de hacerlos sufrir más que la enfermedad, les autorice la endoscopia, con la posibilidad de que ya sea demasiado tarde.

1 comentario:

Julio César P dijo...

Totalmente de acuerdo con usted doctor Darío, es de esta manera que se puede mejor la salud y la expectativa de vida de nuestros paisanos.