ChicamochaNews.net - Multilenguaje

lunes, 30 de diciembre de 2013

CEGUERA IRREVERSIBLE POR CONSUMO DE ALCOHOL ADULTERADO.

Por Médico Darío Elvis Camacho Noriega

El metanol es el alcohol que viene en los licores adulterados, además de las impurezas propias de su artesanal producción en pobres condiciones de higiene. El metanol se obtiene de la destilación de la madera, se utiliza como anticongelante, en aditivos de combustibles, solvente de lacas y barnices. 

Una vez ingerido, el alcohol metílico o metanol en el organismo se convierte en  metabolitos tóxicos, el principal, el ácido fórmico, que es el responsable de le la ceguera por el daño irreversible al nervio óptico. En intoxicaciones leves, los síntomas son semejantes a los producidos por el alcohol etílico o etanol, el que contienen las bebidas alcohólicas no adulteradas,  los síntomas  además de la embriaguez son  cefalea, mareo y dificultad para la marcha. En casos graves, convulsiones, coma, edema cerebral, la  ceguera irreversible y hasta la muerte. Una vez ingerido el alcohol adulterado, la absorción hacia la sangre se da en los siguientes 30 a 60 minutos, los síntomas de intoxicación pueden aparecer entre los 40 minutos a las 72 horas, lo usual es entre 12 a 24 horas.

El daño a la salud del alcohol adulterado, además de lo ya mencionado consiste en la evasión de impuestos que  pagan las bebidas alcohólicas no adulteradas, impuestos que ayudan a financiar la salud de los colombianos.

Para evitar intoxicaciones y secuelas por el consumo de alcohol adulterado lo ideal es que el consumidor compre  en establecimientos de comercio formal y legalmente constituidos, no olvidar que el contrabando de licores va de la mano con la adulteración o falsificación.

El comprador debe verificar la botella, que se vea y sienta limpia, que las marcas en relieve que tiene no estén tapadas por etiquetas ni elementos externos, que la tapa se vea sellada. Así sea en cualquier establecimiento formal y legal, uno siempre debe exigir que la botella esté sellada con todos los requerimientos de seguridad.

En cuanto a las etiquetas, también se debe observar que no sean reutilizadas, que no estén rotas, enmendadas o sucias; confirmar que la unión entre el cuello de la botella y la tapa no esté sellada con cintas, que el cuello de plástico de la tapa no tenga ningún tipo de abultamiento ni forma irregular y sospechosa. 

Hay que verificar que el licor no se vea con mugre. Lo más importante es la decisión del comprador de adquirir productos en lugares seguros, formales y no propiciar la ilegalidad por ahorrarse algunos pesos. Lo barato sale caro. Desconfíe de los sitios de consumo con barra libre o bebidas a bajos precios.. 

El producto que es original o legítimo usualmente tiene su etiqueta intacta y el líquido está brillante, sin materia extraña flotando, sin turbidez. Lo más importante es cerciorarse que esté debidamente tapado. Si existe un sello hay que verificar que no esté violado.

La invitación desde esta columna siempre con ánimo constructivo es para las autoridades competentes a fin de que redoblen esfuerzos en esta temporada para que no ingrese ni  una sola botella de alcohol adulterado a nuestros municipios y por supuesto a la  comunidad,  para que denuncien ante cualquier sospecha de venta de alcohol adulterado.

Que ningún paisano de los municipios de la Hoya del Chicamocha quede ciego por el consumo de alcohol adulterado

Feliz navidad y próspero año con hábitos de vida saludable.   

No hay comentarios: