ChicamochaNews.net - Multilenguaje

miércoles, 24 de diciembre de 2014

¿PACTOS POR LA TRANSPARENCIA?

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Recientemente, publicitados mandatarios departamentales y municipales se mostraron entusiasmados con la moda de firmar pactos por la transparencia, donde se comprometen a hacer el mejor uso de los recursos públicos y a cumplir con el principio universal de la administración y la constitución, como es el predominio del interés general sobre el grupal o el individual. Será que los que hacen esta estrategia "pantallera" se les olvidó que desde el momento en que se posesionaron juraron cumplir con la constitución y las leyes, normas que en general dicen que el gobernante debe mejorar las condiciones de vida de sus gobernados y no solo las de ellos, utilizando los recursos públicos de manera eficiente y eficaz, recursos que no son de los gobernantes sino de la comunidad.  

Creo que esos actos, así sean públicos y en compañía de los organismos de control, sobran; sirven para lo mismo que sirven los actos públicos de la famosa colocación de la primera piedra o las amañadas rendiciones de cuentas, o para lo que sirven los elefantes blancos, que los hay muy grandes en las capitales y pueblos pequeños, incluso de la región del Chicamocha. Será que con estos dudosos pactos por la transparencia quieren mantener cautivos a los electores, ya desilusionados con los tres años iniciales de mandato, o será que tienen algunos pecados, toda vez que algunos de los que firman dichos pactos han sido cuestionados por los medios masivos de comunicación, específicamente con temas relacionados con el supuesto direccionamiento ilegal de la contratación de recursos públicos hacia los financiadores de sus campañas, hacia sus amigos o simpatizantes, así no sean idóneos para ejecutarlos.

Utilizar a los organismos de control como garantes de dichos pactos tampoco es prenda de garantía de que van a respetar los recursos públicos o que van a procurar el bien general sobre el  individual; basta con ver las noticias en las que aparecen funcionarios de estos organismos involucrados en casos de corrupción, especialmente en lo que tiene que ver con el archivo de procesos, previos pagos de sobornos. No en vano, algunas administraciones públicas cuando calculan los costos  para un contrato, además de incluir los costos e impuestos legales de las obras o la compra de bienes, incluyen el costo del soborno que debe pagar el afortunado contratista y lo que posiblemente tengan que darle a algún funcionario de algún organismo de control que los "empapele". Todo, pago con los recursos que deben ser destinados a mejorar la calidad de vida, en especial de los de a pie,  o  a disminuir la inequidad, causa principal del conflicto colombiano. 

Los líderes que hacen bien las cosas cuando son gobernantes, ordenadores de gasto o funcionarios públicos, llegan con las manos libres y limpias a los cargos, no son "pantalleros", utilizan el poder para servir, no colocan primeras piedras, no hacen inauguraciones, no gastan presupuesto en auto publicidad, no dejan placas con sus nombres, no aceptan comisiones, no le dicen desagradecidos a sus electores, no son condenados o sancionados por actuaciones indebidas, no tranzan con  funcionarios de organismos de control, poco hablan de transparencia, la viven. Estos buenos líderes quedan en la historia de sus regiones y en el corazón de los ciudadanos, porque ponen en práctica la frase de que hacer las cosas bien si paga y produce felicidad; comportamiento basado en principios y valores que finalmente les permiten seguir viviendo dentro de su comunidad con la frente en alto y gozan del aprecio y reconocimiento de la sociedad.  

 ¡Lástima que sean tan escasos!

domingo, 30 de noviembre de 2014

EL SOAT EN PROVINCIA

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

El SOAT o Seguro Obligatorio para Accidentes de Tránsito es obligatorio para toda clase de vehículos automotores, colombianos o extranjeros, que transiten en territorio colombiano, su propósito es amparar los daños corporales que se causen a las personas en accidente de tránsito, ya sean peatones, pasajeros o conductores. Sus coberturas actuales, según normas vigentes desde mediados de 2.012 son: Muerte y Gastos Funerarios 750 SMLDV (Salarios Mínimos Legales Diarios Vigentes),  aproximadamente 15 millones de pesos; Gastos Médicos 800 SMLDV, aproximadamente 16 millones de pesos; Incapacidad Permanente 180  SMLDV, aproximadamente 3 millones 600 mil pesos y Gastos de Transporte, que se refiere al transporte preferiblemente en ambulancia, mas no obligatorio, desde el sitio del accidente hasta el primer centro de salud donde sea atendido, su monto es por por 10 SMLDV, aproximadamente  200 mil pesos.

El SOAT cubre únicamente a las personas que sean víctimas del accidente de tránsito,  según la definición contemplada en la norma que lo reglamenta que dice "suceso ocasionado o en el que haya intervenido al menos un vehículo automotor en  movimiento, en una vía  pública o privada con acceso al público, destinada al tránsito de vehículos, personas y/o animales, y que como consecuencia de su circulación o tránsito, cause daño en la integridad física de las personas". El accidentado es amparado en sus daños corporales por el SOAT del vehículo automotor en el que se transportaba, indiferente de quien haya tenido la culpa del accidente.

El SOAT no cubre daños al vehículo propio, al vehículo de terceros o a la propiedad privada. Para la responsabilidad civil o para la protección del patrimonio familiar de quien ocasiona el accidente se requiere de otro tipo de seguro diferente al  SOAT, más comúnmente denominado seguro contra todo riesgo.

La atención de urgencias de todo accidentado por vehículo automotor es obligatoria para todas las instituciones prestadoras de servicios de salud IPS públicas o privadas  que cuenten con servicio de urgencias con cargo al SOAT; si no hay SOAT vigente al momento del accidente de tránsito  la cuenta la debe pasar la IPS  al  FOSYGA,  sin que el dueño del vehículo se salve de la multa por no tener SOAT, multa que impone la autoridad y es más costosa  que el mismo SOAT, además debe adquirir el SOAT. Ojala se cumpliera con esto en los municipios pequeños de nuestra región.

La atención inicial en salud de las víctimas de accidentes de tránsito no está amparada por las EPS. Como dato curioso tiene mejor tarifa y pagan más oportunamente las   cuentas a los hospitales  y clínicas las Aseguradoras del SOAT que las EPS, ¿será porque la Superfinanciera, que vigila a las Aseguradoras del SOAT, tiene menos politiquería que la Superintendencia Nacional de Salud?.

La realidad en provincia, como en la Región del Chicamocha, es que hay un porcentaje alto de vehículos automotores, carros y motos sin SOAT vigente, en especial en los pueblos que no  son cabecera de provincia, por la irresponsabilidad de los propietarios de los vehículos y por la permisividad de las autoridades competentes.   Son frecuentes los casos de accidentes de tránsito en nuestros pueblos producidos por vehículos automotores sin SOAT, en donde la primer "viveza" de quien debe responder por el daño corporal causado, es que la víctima sea atendida con cargo al seguro de salud, bien sea la EPS del régimen subsidiado o del contributivo, mintiendo sobre el origen de la lesión y presionando de forma indebida al "pobre Médico de Urgencias" para que no registre como causa de las lesiones el accidente de tránsito. Esa presión indebida hacia el personal de urgencias, en ocasiones es ilegalmente  apoyada por  algunos líderes municipales, muy en especial si quien debe responder por los daños corporales del accidentado es cercano a ellos. Otra acción de los  "avispados irresponsables" sin SOAT vigente es presentar el SOAT  de otro automotor para que cubra los gastos del accidente, "bastante bobo" el que lo presta. La otra  torpeza es comprar el SOAT el mismo día del accidente, ignorando que la fecha de vigencia es del día siguiente de la compra.

Lo esperado es que propietarios de vehículos automotores y autoridades municipales velen porque todos tengan el SOAT vigente, empezando por todos los vehículos oficiales, los de los funcionarios públicos, los contratistas del transporte escolar, las ambulancias y que exista vigilancia y control estricto en esta materia. 

Será que en nuestra región hay administraciones municipales que prefieren  conservar su pasajera popularidad omitiendo el deber de hacer cumplir con algo tan elemental como es que todos los vehículos automotores tengan SOAT vigente? Creo que acá bien vale la pena que la comunidad  utilice las acciones de cumplimiento que permite la ley.

¡Más tarea para las  Veedurías ciudadanas!

sábado, 1 de noviembre de 2014

CHIKUNGUNYA AL ACECHO

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

CHICUNGUNYA en  idioma  Kimakonde, (uno de los idiomas africanos), significa "Doblarse", por ello el nombre de la enfermedad viral del chikungunya, que debido a los fuertes dolores articulares los pacientes optan por la posición "encorvada".

Esta enfermedad proveniente del Africa llegó a las américas por los países caribeños en 2013 y hace dos meses está en nuestro país, en el último mes en Cúcuta y Bucaramanga. Su cuadro  clínico se caracteriza por fiebres superiores a 38.5 grados centígrados durante  cinco a ocho días, asociado a erupción cutánea pruriginosa, cefalea junto a intensos dolores articulares e inflamación, lo que la diferencia del ya conocido dengue; la gran mayoría de casos no requieren hospitalización, su manejo es con analgésicos, antipiréticos, reposo e hidratación; solo el 2% de los casos requiere internación, no cursa con problemas hematológicos serios ni mortalidad, estas dos últimas características, junto con los dolores e inflamación de articulaciones, son tal vez la mayor diferencia con el Dengue.

Para el virus del Chikungunya no se tiene vacuna. En común con el Dengue tienen el vector transmisor como es el  mosquito Aedes Aegypti,  zancudo que está presente en más de 800 de los 1200 municipios del país.    

Los habitantes de los municipios de la Región del Chicamocha estamos expuestos a esta enfermedad, solo se necesita que llegue alguna persona infectada a la región, en especial a los pueblos de clima templado y caliente y a su vez sea picada por zancudos Aedes  Aegypti, estos zancudos infectados, al picar a otras personas le transmitirán la enfermedad, estas personas infectadas de la misma forma y por medio del mismo tipo de zancudo propagarán la enfermedad.

Para evitar múltiples casos de Chikungunya en nuestra región la forma más efectiva  es la destrucción de los criaderos del zancudo Aedes Aegypti que básicamente son los reservorios de agua limpia, específicamente llantas, botellas, "canecos", floreros, piscinas  sin mantenimiento, en fin, todo elemento que pueda mantener agua limpia estancada  por más de una semana ya es facilitador de la reproducción de este zancudo. Por supuesto, se requiere el lavado de albercas en todas las casas, al menos una vez por semana, con el cepillando de  las respectivas paredes.

Estas medidas no solo son en cada casa de los municipios de clima templado y caliente como Capitanejo, Enciso, Tipacoque, Cepita, sectores de Covarachía, San José de Miranda, San Andrés, sino que también debe aplicarse en plazas de mercado, colegios, iglesias, cementerios, parques.

El Aedes Aegypti no es el zancudo del característico "zumbido nocturno", es de hábitos diurnos, la que pica es la hembra, es silenciosa y cuando se hacen fumigaciones, antes de morir, lo que hace es buscar recipientes de agua limpia para poner centenares de huevos, por ello, la fumigación por sí sola no es una medida efectiva para eliminar el zancudo, es imprescindible la destrucción de los criaderos.

Las personas adultas o niños que presenten esta enfermedad deben usar repelentes para evitar que sean picadas nuevamente por zancudos que propaguen la enfermedad y es indispensable que mientras estén en cama lo hagan con toldillo. Las personas que visitan pueblos con clima templado o caliente deben usar bloqueadores.

Desde esta columna exhorto a las autoridades municipales, en especial las secretarias de salud municipal, para que con ayuda de las demás autoridades y líderes de acción comunal, estudiantes, defensa civil y demás organizaciones, hagan lo pertinente en cada  vivienda y sitios públicos para evitar que el virus del Chikungunya se propague por nuestra región.  

¡Más vale prevenir que lamentar!

jueves, 9 de octubre de 2014

LEY DE CUIDADOS PALIATIVOS: OTRO SALUDO A LA BENDERA

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

El mes pasado, el Congreso de Colombia aprobó la ley 1733 de 2014, mediante la cual se regulan los servicios de cuidados paliativos para el manejo integral de pacientes con enfermedades terminales, crónicas, degenerativas e irreversibles, en cualquier fase de la enfermedad de alto impacto para la calidad de vida. Esta ley reglamenta el derecho que tienen las personas con enfermedades en fase terminal, en cuanto a cuidados paliativos, en procura de mejorar su calidad de vida y la de sus familiares mediante un tratamiento integral del dolor, el alivio del sufrimiento y otros síntomas, teniendo en cuenta sus aspectos psicopatológicos, físicos, emocionales, sociales y espirituales de acuerdo con las guías de práctica clínica que establezca el Ministerio de Salud para cada enfermedad.

La ley define qué paciente se considera en fase terminal, delimita cual es la enfermedad crónica, degenerativa e irreversible de alto impacto en la calidad de vida, dice que los cuidados paliativos son los que se requieren para el control del dolor y otros síntomas mediante apoyo médico, social y espiritual, e incluye el apoyo psicológico y familiar durante la enfermedad y el duelo. La ley establece los derechos de los pacientes terminales como son el derecho al cuidado paliativo, el derecho a la información clara, detallada y comprensible por parte del médico tratante sobre su diagnóstico, estado y pronóstico y las alternativas del cuidado paliativo como las consecuencias al reusarse a ellas, información a la que también tiene derecho su familia. Además establece el derecho a una segunda opinión, así como el derecho a suscribir el documento de Voluntad Anticipada en el que indicará sus decisiones, en caso de cursar con una enfermedad terminal, de no someterse a tratamientos médicos innecesarios y en caso de muerte su voluntad de donar o no sus órganos. Allí también se establecen los derechos de los niños y adolescentes y los de los pacientes que no están en capacidad de decidir.

La ley obliga a las EPS a la prestación de los cuidados paliativos a través de la red de IPS según su nivel de complejidad con personal idóneo.  

Acá es donde empieza el "Cristo a padecer", porque en general las EPS que tienen la obligación de garantizar la prestación de servicios en forma oportuna, eficiente y eficaz a sus afiliados han hecho lo opuesto con los pacientes que tienen expectativa de curación o control de sus enfermedades; qué interés van a tener en garantizar el cuidado paliativo en condiciones dignas de quienes padecen enfermedades terminales. 

Mientras existan EPS trabajando con ánimo de lucro en función de no prestar servicios de salud oportunos, eficientes y eficaces, normas como la ley de cuidado paliativo se convierten en otro saludo a la bandera.  

miércoles, 10 de septiembre de 2014

MÁS DESACIERTOS MINISTERIALES

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Las decisiones basadas en análisis sin tener claro el orden de prioridades, principios y valores, usualmente se convierten en errores irreparables, esto en materia de salud significa vivir o morir. Aunque los recursos de nuestro país no son infinitos para la atención digna e integral de la salud de los colombianos por lo menos es el país que más recursos dedica por persona año comparados con los demás de la región lo que debe llevar a que el máximo organismo de dirección como es el Ministerio de Salud tome decisiones colocando siempre como prioridad la vida y luego la plata.

En controversia pública reciente entre la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de salud  por el número de tutelas que llegaron en el 2.013 a 115.147 lo que equivale a una tutela cada cuatro minutos, cifra semejante a la del 2.008 que requirió la intervención efectiva  de la Corte Constitucional con la sentencia T-760, el ministro economista dijo que eso se debía en muchos casos a que la gente se saltaba la cola, que en vez de esperar 4 ó 5 meses para una cita quería que mediante vía judicial le saliera en una semana y agrego que no era una conclusión rara, sino un análisis obvio.

Para completar el pobre análisis, el Ministro también dijo que de un millón de eventos diarios en salud solo el 0.1% requerían tutela, ignorando que ese 0.1% son pacientes que si no reciben atención oportuna mueren o quedan con secuelas más el sufrimiento para la familia. El Defensor del Pueblo acertadamente le dijo que los jueces no fallan en favor del paciente si quien interpone la tutela no tiene otro mecanismo para acceder a su derecho a la salud. Los muchos profesionales de la salud con formación en administración de servicios de salud saben que la inconformidad de los usuarios del sistema manifestada con semejante cantidad de tutelas es la expresión del fracasado y quebrado sistema de salud colombiano y que la salida no es desvirtuar los datos de la Defensoría del Pueblo con análisis cínicos e irónicos sino ver cuáles son las fallas estructurales del sistema para  intervenirlas de manera efectiva, así se tenga que pisar callos de los que se lucran  indebidamente  de los recursos de la salud.

Otro desacierto del despistado ministro es que por influencia de las EPS aceptó la no obligatoriedad del desfibrilador en las ambulancias medicalizadas por su costo, equipo médico indispensable para la reanimación de pacientes en caso de paro cardiaco;  análisis y decisión irónica porque es de conocimiento general que la plata de algunas de las EPS ha servido para financiar campañas políticas, equipos de fútbol, enriquecimiento ilícito, cuotas para guerrilla y paramilitarismo, compra de mansiones, carros lujosos, paseos al exterior, etc., etc.

Al ministro se le olvida que la autorización para un medicamento o un procedimiento en ocasiones, es expedida por las EPS cuando el paciente ya falleció o que por falta de desfibrilador algunos pacientes fallecen en las ambulancias a pesar de los esfuerzos de los servidores de la salud.

La pregunta para los lectores de los pueblos de la Región del Chicamocha es, por qué un hospital como la ESE HOSPITAL REGIONAL DE GARCIA ROVIRA en buen uso de su  autonomía administrativa y financiera con recursos propios, es decir, producidos por sus trabajadores, sin mendigarle a los politiqueros, fue capaz de comprar hace cinco años la primera ambulancia medicalizada que además fue la primera de este tipo que ingresó a los hospitales públicos del departamento, aun por arriba del Hospital universitario, por supuesto, con su respectivo desfibrilador de la mejor marca, ¿por qué ahora el ministerio acepta, bajo influencia de las EPS, que algunas ambulancia no tengan desfibrilador?    Tiene razón el senador Robledo, esto implica que queda prohibido infartarse por fuera de los hospitales.

Para completar la racha de desaciertos, está el comentario que hizo el ministro a través de los medios nacionales frente al problema de salud de las jóvenes del Carmen de Bolívar, al manifestar que se trata de un posible caso mental colectivo sin esperar los resultados del rigor científico, entre otros, de toxicólogos y salubristas. Los maestros de la medicina nos enseñan que hay que oír mucho a la gente y hablar solo lo útil y necesario, sin olvidar que la medicina se hace basada en la evidencia.

Los desaciertos del ministro despistado con su pobre análisis frente a la desbordante cantidad de tutelas, el hecho de aceptar la no obligatoriedad del desfibrilador para las ambulancias y la ligereza en el análisis de los casos de las jóvenes del Carmen de Bolívar,  obedece a que en el orden de prioridades está primero la  plata y luego la vida, propio del neoliberalismos salvaje defendido por el presidente, quien deja que predominen las leyes del mercado con débiles intervenciones del Estado.   

 ¡Sálvese quien pueda, están de moda las "harvayadas" según los de dedo parado o las burradas según los de a pie!

domingo, 17 de agosto de 2014

EXPECTATIVAS PARA EL SEGUNDO CUATRENIO


Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Para los pesimistas, el nuevo gobierno del presidente Santos será más de lo mismo, cupos indicativos o mermelada, acompañada de cuotas burocráticas para satisfacer el apetito insaciable de algunos congresistas que están allí a base de maniobras no claras, amangualados con líderes regionales y "cargaladrillos" de pueblos que finalmente sirven para el enriquecimiento del parlamentario y su familia y poco o nada para producir las leyes que solucionen los problemas de  los colombianos, en especial  la inequidad social que originó la disidencia armada.

Es tan cerrada la rosca del poder nacional, que con tal de no permitir la participación de gente con alto nivel académico, con experiencia exitosa en su respectivo sector, prefieren nombrar allegados de confianza, así sean torpes, lo importante es que hagan los "mega mandados" que les encarguen los que los hicieron llegar al cargo, "mega mandados" que les significa más enriquecimiento a los padres de la patria y menos oportunidades a los que los eligieron y a los de a pie, entre ellos no menos de 8 millones que viven en miseria. De nada sirve que nos digan que la economía del país va bien, si al pobre le va mal.

Sin embargo, en ese escenario real pesimista hay la esperanza de que el rico jugador de póker aproveche la segunda oportunidad para nombrar en los ministerios e institutos descentralizados a personas que permitan al país avanzar significativamente en los sectores más neurálgicos como el campo, la salud, la justicia, la educación y el trabajo y disminuir al máximo la corrupción que se da a todo nivel.

Los grandes anuncios para el tema del campo aun no son realidad, hasta ahora están en el diagnóstico, es decir en el censo rural, mientras tanto, por las fronteras entra de contrabando, a precios irrisorios, lo que producen nuestros campesinos, porque los vecinos son más competitivos o porque el peso vale más que la moneda de los vecinos o porque los grandes contrabandistas están lavando dinero.

En salud se hizo mucha bulla en campaña con el hecho de que fue declarada exequible la ley que volvió la salud un derecho fundamental, ignorando que mientras esté mercantilizada la salud y manejada por EPS  con ánimo de lucro  los pacientes tendrán que seguir esperando por citas y procedimientos y acudiendo a la tutela para que sean atendidos, porque a las EPS siempre les será mejor negocio ponerle trabas a los usuarios que atenderlos oportunamente; basta ver las trabas para las endoscopias digestivas para los usuarios de la región con más incidencia de cáncer gástrico en Colombia, como es García Rovira. 

En educación son muchos los bachilleres que se quedan esperando un cupo para la educación superior lo que los lleva a vivir del rebusque en ausencia de empleo formal y aun no nos recuperamos del vergonzoso puesto que ocupamos, comparados con los demás países.

En justicia campea la impunidad, es urgente recuperar la credibilidad, en especial de las altas cortes, en virtud a su función nominadora que le quitó la majestuosidad para convertir a algunos de sus miembros en politiqueros: "yo te elijo, tú me elijes". No olvidar: ¡La gran rosca en crucero y el magistrado asalta viudas!

En trabajo se muestra como un gran logro que el desempleo haya caído a menos de un digito y que creció el empleo formal, que contradicción con la enorme migración de jóvenes de nuestros pueblos a la ciudad por falta de oportunidades.

La corrupción ya no es noticia es cotidianidad y poco o nada hacen los organismos de control para evitarla a nivel nacional, regional y municipal.  Los organismos de control son protagónicos para unos casos pero laxos para la mayoría; dan la impresión que actúan más en función de intereses sectoriales o mejor del grupo que logró elegir al líder del organismos de control, bien sea nacional o regional. Se requiere empoderar más a la comunidad para que por medio de las veedurías ciudadanas se cuide mejor el uso de los recursos públicos. Recientemente, PYRRY contó en televisión el caso de un alcalde que contrató con difuntos, fue investigado y ahora aspira nuevamente a la alcaldía.

La expectativa es grande, lo mejor que puede hacer el jugador de póker en su segundo cuatrienio es atender a los sectores neurálgicos, con menos asistencialismo y mejores oportunidades, para reducir la inequidad y dejar sin argumentos a los personajes de la Habana que, aparte de que le han hecho daño al país por más de medio siglo, quieren salir premiados.

jueves, 12 de junio de 2014

ELECCIONES PRESIDENCIALES

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Con marcada abstención los colombianos definimos en la primera vuelta los dos candidatos que próximamente se disputarán la presidencia, elecciones que no llaman la atención de los  electores por sus propuestas, sino por el juego sucio de unos  y otros, con el único objetivo de mantener o alcanzar el poder para satisfacción personal y grupal, sin importar el bienestar real de los 47 millones de colombianos.

La indiferencia representada en más del 60%  de abstención en la primera vuelta, es por la ausencia de un candidato de peso que pudiese obtener más del 50% de la votación y la poca plata que hubo para los "destacados" carga ladrillo de la politiquería.

Los resultados de las elecciones de mayo son el castigo al mal gobierno del actual presidente, un burgués elitista formado para disfrutar de las bondades de la riqueza, quien se guía por cifras macroeconómicas que hablan sobre la mejoría de los indicadores de pobreza que en la vida real no son palpables por más de 10 millones de colombianos que están en la miseria; por 45 millones de compatriotas que tienen que aguantar los abusos de las innecesarias EPS, (aproximadamente 2 millones de colombianos cuentan con buen servicios de salud, representados por los pudientes con medicina prepagada y algunos regímenes especiales como los de Ecopetrol y el Congreso).

También, por los miles de bachilleres que por falta de recursos no pueden acceder a educación superior de calidad; por la impunidad reinante, debido a la falta de la reforma a la justicia que retome la credibilidad, en especial de las altas cortes, para que los magistrados vuelvan a hablar a través de sus fallos y no con el protagonismo sesgado a través de los medios; por el incumplimiento  en el tema de las casas gratis para familias pobres, que por ahora deben conformarse solo con la primera piedra; por lo de los cupos indicativos, antes conocidos como auxilios parlamentarios para untar de mermelada a los congresistas, quienes con "sus empresas de confianza" siempre ganan las licitaciones, lo que empañó la esperanzadora urna de cristal que no pudo frente a la corrupción, propiciada por politiqueros a todo nivel; por permitir que las instituciones del Estado, en su mayoría, fueran dirigidas por cuotas de parlamentarios, quienes se dedican más a politiquear que a cumplir con la misión propia como el caso de la EPS Caprecom; por no proteger el interés de los pequeños productores agropecuarios frente a los TLC y el contrabando.

En ausencia de principios y valores, lo que predomina en la mayoría de líderes políticos que acompañan a los dos aspirantes a la presidencia, es la ley de pegarse al sol que más los alumbre, es el caso de un controvertido senador que escogió como padrino de su hijo al presidente anterior del que hoy despotrica, qué confusión y qué formación para el pobre hijo y ahijado. Que lástima que algunos de los medios de comunicación del nivel nacional con periodistas de renombre, hayan dejado de lado la objetividad al momento de  informar, para convertirse en simples mendigos de pauta publicitaria, en defensa de sus intereses personales y en contra del interés general.

En la mayoría de los pueblos de la región del Chicamocha ganó el otro candidato, el "leal al uribismo", movimiento político que con aciertos y desaciertos le llega al corazón del votante de a pie, quienes en su mayoría son víctimas directas o indirectas de la guerrilla, causa principal del atraso por más de dos décadas en nuestra región. Los paisanos votaron mayoritariamente por quien les gusta, a pesar de que varias alcaldías han sido "motivadas" desde el nivel nacional, a trabajar por la campaña del candidato presidente,  a pesar de los múltiples reconocimientos que el gobierno de Santander hace al actual presidente, por lo del contrato plan, que incluye cuantiosas inversiones, pero que hasta ahora solo es un documento con buenas intenciones. El actual presidente vino a Concepción hace más de dos años, allí  nos prometió que en el 2014 inauguraría la pavimentación de la carretera Málaga - Curos, la necesidad más apremiante de los rovirenses, hoy faltando dos meses para terminar el mandato, solo se ha pavimentado una mínima parte. El candidato a  la vicepresidencia vino a Capitanejo hace más de un año y medio a poner la primera piedra de las casas gratis, hoy solo esta la primera piedra; en los demás municipios de la región la situación es semejante.

En lo poco que queda de la campaña nos corresponde a los electores ponerle más cuidado a las propuestas de solución para los problemas de inseguridad, salud, educación, trabajo, vivienda, que a la pelea por quien tenga más escándalos, oficio nada profesional de los medios de comunicación nacional.

jueves, 15 de mayo de 2014

MANOS LIMPIAS MANOS SEGURAS PARA LA ATENCION HOSPITALARIA.

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Los hospitales están concebidos para curar a los enfermos pero también son fuente de infección. Irónicamente, en la medida que aumenta su capacidad resolutiva, aumenta este riesgo. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, al menos cada año dos millones de pacientes en los Estados Unidos y 320 mil en el Reino Unido contraen infecciones relacionadas con la atención hospitalaria. Cada día mueren 247 pacientes en Estados Unidos por una infección relacionada con estancia en hospitales. En el mundo, uno de cada cuatro pacientes ingresados a Unidad de Cuidados Intensivos adquiere alguna infección intrahospitalaria, esto en países en desarrollo tiende a duplicarse. En la totalidad de los países en desarrollo, cada día mueren 4.384 niños por infecciones relacionadas con su atención hospitalaria. Estos datos alarmantes, no solo por su magnitud, sino por el alto sufrimiento que ocasionan a los pacientes y sus familiares, son también causa de enorme gasto para los sistemas de salud.

Los casos de infección intrahospitalaria con frecuencia se corroboran con las experiencias vividas por pacientes amigos y sus familiares, desde los casos graves, donde pacientes ancianos hacinados en los servicios de urgencias mueren por neumonía adquirida en el respectivo hospital esperando la autorización del material de osteosíntesis y el turno para que le operen la fractura de cadera por el cual ingresó, o los casos elementales de la flebitis (inflamación de la vena) por la canalización no técnica para la aplicación de líquidos endovenosos, (sueros), sin dejar de mencionar la infección de heridas quirúrgicas, infecciones gastrointestinales por mala preparación de alimentos de uso  hospitalario,  de vías urinarias, por aplicación no técnica de sondas o procedimientos y los más craso, los pacientes que salen con escabiosis, (carranchil).

Toda esta problemática de países pobres y ricos, de la cual no escapa la región de la hoya del Chicamocha, tienen en común un determinante identificado suficientemente por la OMS como es el defiente lavado de manos del personal asistencial de hospitales y clínicas, producto del desconocimiento, en especial de los niveles directivos de las instituciones, quienes son responsables de implementar y hacer seguimiento a la estrategia de la misma OMS, como es la de "Atención limpia, atención segura para el paciente", para ello los directivos de hospitales tienen la obligación de garantizar los recursos necesarios las 24 horas, para el correcto lavado de manos del personal asistencial cada vez que atienden a cada paciente. Esta responsabilidad puede llegar a afectar, no solo a las instituciones, sino a sus directivos, toda vez que en nuestro país ya existe jurisprudencia al respecto por reclamaciones de pacientes por infecciones adquiridas durante su atención hospitalaria.

La promoción de la higiene de manos reduce las infecciones intrahospitalarias, lo que permite salvar vidas, evitar discapacidades, dolor y sufrimiento a pacientes  y familiares y gastos altos en la atención en salud.

Para saber si una institución en salud en verdad está orientada a la satisfacción y seguridad de los pacientes y familiares, por lo menos debe tener implementada la medida elemental de la higiene de manos de su personal asistencial, lo que pueden verificar los pacientes y familiares al ver si quienes los atienden se bañan la manos o utilizan las soluciones glicerinadas cada vez que los van a examinar.

Las manos limpias para atender pacientes y las manos limpias para administrar los recursos de los hospitales, son imprescindibles en la prestación de servicios de salud, en especial en las instituciones públicas.

domingo, 16 de febrero de 2014

¡CARAS CON FOTOMONTAJE VEMOS, ANTECEDENTES NO CONOCEMOS!

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

En un mes los colombianos eligen nuevo congreso, escenario del Estado donde se deberían hacer  las leyes  que favorezcan a todos los ciudadanos respetando nuestra gran diversidad y donde se debería ejercer el control político del poder ejecutivo, mas no chantajearlo. Elecciones históricamente caracterizadas por el mayor abstencionismo, toda vez que es la entidad estatal más desprestigiada por actuar la mayoría de veces en contra del interés del colectivo nacional y por estar al servicio de intereses particulares de grupos económicos y personales de representantes a la cámara y senadores con sus familias y empresas.

Son las elecciones más costosas para quienes quieren reelegirse o para quienes quieren llegar por primera vez, porque la lucha no es por ideales  encaminados a mejorar calidad de vida de los ciudadanos, sino por obtener un espacio en el Estado que les representa poder y dinero para sostener  o mejorar su estatus social, parándose en los hombros de los colombianos de a pie.

Este último congreso que termina sus legislaturas en este semestre no hizo nada relevante, en especial los parlamentarios que conforman la Unidad Nacional que es la coalición del fracasado gobierno de Santos, perdieron la oportunidad de ser verdaderos sastres en la confección de las reformas que claman lo diferentes sectores de nuestro país  para convertirse en simples “pega remiendos”. En estos cuatro años los congresistas y el gobierno fueron notoriamente inferiores al clamor de sectores como la salud con dos reformas que no le ponen remedio a los grandes problemas como la atención oportuna en condiciones dignas para los usuarios y el desvió de los recursos, lo más desalentador es que a las innecesarias EPS solo les cambiaron de nombre, mejor dicho, a Antonia la llamarán Toña.

En educación no pasó  nada frente a los grandes retos que tiene este sector, la posible reforma ni siquiera fue presentada, era tan contraria al interés general que la ministra la tuvo que retirar, fueron más sensatos los jóvenes que conforman de manera gratuita la Mesa Ampliada Estudiantil, MANE que el gobierno y sus parlamentarios superbién remunerados.

En el sector Justicia, la reforma constitucional que alcanzó a ser aprobada por los desprestigiados congresistas fue bautizada por el pueblo como la “reforma prostitucional a la justicia”, ante lo cual el presidente Santos no le quedó más remedio que poner la cara y hacer lo que legalmente pudo para que no se volviera realidad. Hubo disculpas tan ridículas como la del joven delfín parlamentario que dijo que su voto fue a favor de la famosa reforma, pero que no había leído bien el texto. Todo el tiempo y plata que se perdió.  

El grave tema del campo que paralizó al país el año anterior, a muchos de los actuales congresistas no les preocupó, prueba de ello fueron las imágenes que mostraron los medios nacionales en las que predominó el ausentismo a la plenaria a la que fue citado el respectivo ministro; sin embargo, en su momento si aprobaron los TLC que son parte del problema del sector. 

Tampoco podemos olvidar la actitud chantajista de la mayoría de congresistas cuando por algún fallo le disminuían parcialmente su abultada mesada, utilizaron el  ausentismo hasta que nuevamente Santos, de forma demasiado generosa, les arregló el problema sin tantas reuniones como las que hacen para subir de un año a otro el salario mínimo.

Cómo olvidar otros desaciertos de nuestros congresistas como el que se quejó porque el sueldo no le alcanzaba para la gasolina, el que quiso evadir las sanciones por conducir borracho, el que dice que nunca influyó en las decisiones de la EPS estatal Caprecom, los  que opinaron como técnicos independientes del sector salud, sin reconocer que tienen cuotas en diferentes EPS, los que influyeron para que la Supersalud nombrara cuotas de ellos para la intervención de EPS y hospitales quebrados, los que  manipularon el concurso de méritos para la selección de gerentes de hospitales, colocando mandaderos torpes, los que han puesto a su servicio y han quebrado las instituciones del Estado que el gobierno les ha permitido escoger a sus gerentes o directores, los que viajaron por el mundo a costillas del Estado, los que disfrutaron de la mermelada, de la cual hacen parte los cupos indicativos, que no son otra cosa que los antiguos auxilios parlamentarios.

En fin, no alcanzaría esta edición para recordarle a los potenciales electores el cuidado que debemos tener al momento de elegir o reelegir a los “padres de las patria”, o de no votar ni siquiera por el voto en blanco, como señal de inconformidad. 

Qué lástima que los muy escasos buenos parlamentarios hayan partido hacia la eternidad, o que el poder avasallador de la plata les impida ser elegidos a los escasos buenos prospectos.

¿Valdrá la pena seguir apoyando a los que llegan al congreso solo a base de poder y  plata a buscar más poder y más plata?  ¡No más votos a ciegas!

domingo, 2 de febrero de 2014

"CUENTE CON ESO, LO SUYO ES UN HECHO"

Por MD. Darío Elvis Camacho Noriega

2014 será un año con intensa actividad política y politiquera, en marzo se elegirán o reelegirán nuestros desprestigiados congresistas y posteriormente el presidente. Desde finales de 2013 empezamos a oír los fraternales saludos de navidad y los mejores deseos para el nuevo año de parte de los que están y los que quieren hacer parte del nuevo Congreso. Las piedras de nuestras carreteras no van a alcanzar para la publicidad y el paisaje estará infestado de costosas vallas publicitarias muy bien elaboradas, con fotos perfeccionadas de los diferentes aspirantes, (photoshop hace milagros); mientras muchas escuelas, centros de salud, calles y carreteras continúan destartaladas.

Sera un año espectacular para los “vende patria”, me refiero a los falsos líderes de barrios y veredas, a algunos alcaldes y concejales, a tal cual diputado electo o quemado, quienes venderán al mejor postor su “potencial electoral”.

Serán una elecciones en las que se elegirán más congresistas por compra de votos que por hoja de vida y propuestas, volveremos a oír con frecuencia los famosos acuerdos programáticos que no son otra cosa que pactos económicos de ayuda mutua, para luego repartir la mermelada estatal; serán unas elecciones en las que, como siempre, los electores no tienen ni idea por quién están votando, simplemente obedecen a la orientación de los “vende patria” o “carga ladrillo” local, quienes se encargarán del transporte, del almuerzo y de repartir los mercados, el cemento, la manguera y las tejas que el generoso candidato enviará.

Por supuesto, también es una excelente temporada para los que viven del perifoneo, impresores, periódicos, emisoras y redes sociales; sin que los organismos de control se den cuenta si se legalizarán contratos, o si se cumplirá el objeto contractual, lo importante es liberar recursos oficiales para apoyar al candidato, porque seguramente se le debe algún favor bien grande  que no se puede contar.

El más grande y reciente acto politiquero en nuestra región fue la visita costosa del presidente Santos a Málaga, para echarnos en cara el inicio tardío y parcial de la pavimentación de la vía Málaga – Curos. Ese mismo día, a la misma hora, una mujer campesina de muy escasos recursos, menor de cincuenta años, era atendida en el hospital de los rovirenses por una severa hemorragia de vías digestivas altas, secundaria a un cáncer gástrico diagnosticado tardíamente por las trabas que le ponen las innecesarias EPS a la gente del común. Mientras la pobre señora y su familia se enteraban de la cruda realidad de su enfermedad, los que tienen el deber de velar porque el derecho a la salud se haga realidad para nuestros paisanos en condiciones de acceso, oportunidad y calidad, me refiero a los que estaban en ese mismo momento en la Plaza Institucional Custodio García Rovira, empezando por el Presidente, el Gobernador, los Alcaldes, Personeros  y otros, se dedicaban a la adulación mutua, a aplaudir los chistes flojos y a disfrutar de la “Gallina Mellicera”. 

Allí, a escasos metros de la EPS COMPARTA, que es la responsable del diagnóstico tardío del cáncer gástrico de sus afiliados en  nuestra región, los mandatarios visitantes y locales  hablaron de los progresos del país y del departamento; de las grandes inversiones en infraestructura; se anunció la visita de un Ministro para oír a nuestros campesinos, pero la realidad es que esa visita nunca se dio y nuestra provincia sigue marginada con los más altos índices de personas en pobreza y miseria, comparado con las demás provincias y regiones del país. 

Tal será la condición moral de los politiqueros, que ellos mismos predican que la política es el arte de defenderse de los amigos. Lo más malo de este nuevo año, es que se repetirá la historia: otra vez nuestros paisanos caerán en la trampa de creerle a los politiqueros  sus famosas y trilladas frases “lo suyo es un hecho”, “cuenten con eso”, “me retiro de la política si no les cumplo”. 

Por ahora todo seguirá igual, el elector raso se conformará con  las camisetas, el cemento, las tejas o el mercado con gorgojos, mientras los congresistas se dan vida de reyes en tremendas mansiones, educan a sus hijos en el exterior, juegan póker en Panamá o Miami, disfrutan de la compañía de famosas modelos, fuman puros en Anapoima y gorrean al Estado, además del desproporcionado sueldo, un generoso plan de salud,  pasajes en avión, celular y gasolina del Estado, sin contar con las inimaginables  bondades de la mermelada estatal que se financia con los impuestos que pagamos los que sí trabajamos.

sábado, 11 de enero de 2014

REDES INTEGRADAS DE SERVICIOS DE SALUD, UN RETO PARA LOS LIDERES DE VERDAD.

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

La política de prestación de servicios de salud del Ministerio de Salud habla de accesibilidad, oportunidad, eficiencia, eficacia y seguridad, lo cual en términos sencillos significa que los usuarios deben recibir los servicios de salud en el sitio más cercano a su residencia, cuando lo requiera, y que los recursos necesarios para su atención no sean despilfarrados, produzcan la recuperación de la salud sin causar daño al paciente ni a su familia.  Estos buenos propósitos escritos y predicados desde el nivel nacional en la provincia, son solo buenos propósitos, porque las personas y las instituciones que deben hacerlos realidad y vigilar por que se cumplan, trabajan en función de intereses diferentes a los del colectivo de usuarios.

El área técnica de la Secretaria de Salud de Santander, en reciente documento de propuesta para la nueva red integrada de servicios de  salud, describe los múltiples problemas que tiene la actual red pública, de los cuales destaco dos por ser determinantes de la problemática: uno la alta rotación del talento humano que adiciona problemas de idoneidad y competencia y dos la ineficiente gestión de algunas empresas sociales del Estado, es decir, hospitales y centros de salud con graves problemas, en procesos como los de contratación, facturación, cartera y costos.  

Lo  anterior, en términos provincianos, significa que cambian de manera innecesaria a los servidores de la salud, administrativos o asistenciales, sin ningún criterio técnico, simplemente por compromisos politiqueros, lo que lleva en ocasiones a encontrar auxiliares de enfermería en servicios de urgencias sin saber canalizar venas, o que se equivocan en la aplicación de  vacunas;  inexpertos regentes de farmacia que cometen frecuentes errores en la entrega de medicamentos, o que no saben diligenciar la información, lo que lleva a multas costosas para los hospitales;  facturadores que no tienen ni idea de lo que hacen, llegando a  facturar partos a hombres, o traslados en ambulancia cuando un paciente pasa del servicio de urgencias a hospitalización; celadores innecesarios que los cambian cada dos o tres meses, al igual que las personas de servicios generales que no conocen la forma técnica y segura de asear áreas de urgencias o partos; conductores de ambulancia sin requisitos; asistentes administrativos expertos en adular a los gerentes, pero que no tienen ni idea de las normas elementales de archivo.

Todos estos personajes además son intocables y no se les puede hacer ningún reclamo porque son recomendados de concejales, alcaldes o sus familiares. Los gerentes por fortuna dejaron de ser de libre nombramiento y remoción, pero se comenta de la  manipulación perversa de algunos de  los procesos de meritocracia, con la colaboración no ética de algunas universidades con los mandatarios de turno, que llevaron a seleccionar gerentes arrodillados a los intereses de lo politiqueros, sacrificando la autonomía de las Empresas Sociales del Estado, que deben estar al servicios de los usuarios.

La reciente socialización del documento del modelo de red integrada de servicios de salud para Santander, según ley 1438 y directrices de la Organización Panamericana de la Salud OPS, generó  rechazo, en especial de alcaldes y directivos de hospitales y centros de salud, porque les afecta sus intereses personales.

Este documento, que en mi criterio no va a lograr modificar sustancialmente las falencias de la red pública de prestadores de servicios de salud de los municipios, incluidos los de nuestra provincia, propuesta que ha sido manipulada por intereses políticos, dejando de lado el criterio técnico al clasificacar erróneamente a centros de salud en categoría superior a la que debe ser, dejándoles portafolios de  servicios que no van a poder financiar.

No se tiene que ser  experto en el manejo de salud pública, para concluir que no se necesita un andamiaje administrativo costoso, ineficiente e ineficaz, con Junta Directiva inoperante, generando honorarios, Gerente poco idóneo y Asistentes Administrativos, para producir menos de cinco consultas diarias por cada mil habitantes del área de influencia, tener laboratorios clínicos y bacteriológicos sin reactivos, deficientes servicios de odontología, o farmacias sin medicamentos elementales; la lógica de la yuca dice que es mejor tener menos Gerentes, Juntas Directivas, Asistentes Administrativos y más profesionales de la salud y suministros, es lo que le conviene a la comunidad.  Mientras tanto, serán poco resolutivas y altamente remitidoras.

 Si el departamento en verdad quiere mejorar la resolutividad de los hospitales y los centros de salud de primer nivel, es decir, los de orden municipal, es necesario fusionarlos según ubicación geográfica, cantidad de población, vías de comunicación y hacer una verdadera inspección, vigilancia y control de la red. La sola modificación de los portafolios de servicios es insuficiente y no logrará impactar indicadores de resultado.

Ojala los Señores Alcaldes, Juntas Directivas y Gerentes, en especial de los pueblos de la provincia de García Rovira, en los municipios en los que a duras penas ofertan 10 ó 15 consultas para toda la población, (menos de 5 consultas por cada mil habitantes del área de influencia), en los que pasan días sin médicos, sin insumos, donde proliferan falsos homeópatas y "yerbateros", comprendan que por arriba de cualquier interés particular debe estar el interés del colectivo, y entiendan que las empresas que no se adaptan a los cambios tienden a desaparecer. A futuro no muy lejano, estas entidades serán liquidadas y la prestación del servicio lo harán prestadores privados.

Por el bien del derecho a la prestación de servicios de salud en condiciones dignas, es mejor tener a futuro alcaldes y concejales reclamantes en favor de la prestación de servicios de salud de su comunidad, que alcaldes y concejales que utilizan a los centros de salud para pagar favores políticos o recuperar lo invertido en campañas.

Cada peso mal utilizado en los centros de salud de nuestros pueblos es una opción menos para nuestras comunidades, que son bien pobres y vulnerables.