ChicamochaNews.net - Multilenguaje

domingo, 2 de febrero de 2014

"CUENTE CON ESO, LO SUYO ES UN HECHO"

Por MD. Darío Elvis Camacho Noriega

2014 será un año con intensa actividad política y politiquera, en marzo se elegirán o reelegirán nuestros desprestigiados congresistas y posteriormente el presidente. Desde finales de 2013 empezamos a oír los fraternales saludos de navidad y los mejores deseos para el nuevo año de parte de los que están y los que quieren hacer parte del nuevo Congreso. Las piedras de nuestras carreteras no van a alcanzar para la publicidad y el paisaje estará infestado de costosas vallas publicitarias muy bien elaboradas, con fotos perfeccionadas de los diferentes aspirantes, (photoshop hace milagros); mientras muchas escuelas, centros de salud, calles y carreteras continúan destartaladas.

Sera un año espectacular para los “vende patria”, me refiero a los falsos líderes de barrios y veredas, a algunos alcaldes y concejales, a tal cual diputado electo o quemado, quienes venderán al mejor postor su “potencial electoral”.

Serán una elecciones en las que se elegirán más congresistas por compra de votos que por hoja de vida y propuestas, volveremos a oír con frecuencia los famosos acuerdos programáticos que no son otra cosa que pactos económicos de ayuda mutua, para luego repartir la mermelada estatal; serán unas elecciones en las que, como siempre, los electores no tienen ni idea por quién están votando, simplemente obedecen a la orientación de los “vende patria” o “carga ladrillo” local, quienes se encargarán del transporte, del almuerzo y de repartir los mercados, el cemento, la manguera y las tejas que el generoso candidato enviará.

Por supuesto, también es una excelente temporada para los que viven del perifoneo, impresores, periódicos, emisoras y redes sociales; sin que los organismos de control se den cuenta si se legalizarán contratos, o si se cumplirá el objeto contractual, lo importante es liberar recursos oficiales para apoyar al candidato, porque seguramente se le debe algún favor bien grande  que no se puede contar.

El más grande y reciente acto politiquero en nuestra región fue la visita costosa del presidente Santos a Málaga, para echarnos en cara el inicio tardío y parcial de la pavimentación de la vía Málaga – Curos. Ese mismo día, a la misma hora, una mujer campesina de muy escasos recursos, menor de cincuenta años, era atendida en el hospital de los rovirenses por una severa hemorragia de vías digestivas altas, secundaria a un cáncer gástrico diagnosticado tardíamente por las trabas que le ponen las innecesarias EPS a la gente del común. Mientras la pobre señora y su familia se enteraban de la cruda realidad de su enfermedad, los que tienen el deber de velar porque el derecho a la salud se haga realidad para nuestros paisanos en condiciones de acceso, oportunidad y calidad, me refiero a los que estaban en ese mismo momento en la Plaza Institucional Custodio García Rovira, empezando por el Presidente, el Gobernador, los Alcaldes, Personeros  y otros, se dedicaban a la adulación mutua, a aplaudir los chistes flojos y a disfrutar de la “Gallina Mellicera”. 

Allí, a escasos metros de la EPS COMPARTA, que es la responsable del diagnóstico tardío del cáncer gástrico de sus afiliados en  nuestra región, los mandatarios visitantes y locales  hablaron de los progresos del país y del departamento; de las grandes inversiones en infraestructura; se anunció la visita de un Ministro para oír a nuestros campesinos, pero la realidad es que esa visita nunca se dio y nuestra provincia sigue marginada con los más altos índices de personas en pobreza y miseria, comparado con las demás provincias y regiones del país. 

Tal será la condición moral de los politiqueros, que ellos mismos predican que la política es el arte de defenderse de los amigos. Lo más malo de este nuevo año, es que se repetirá la historia: otra vez nuestros paisanos caerán en la trampa de creerle a los politiqueros  sus famosas y trilladas frases “lo suyo es un hecho”, “cuenten con eso”, “me retiro de la política si no les cumplo”. 

Por ahora todo seguirá igual, el elector raso se conformará con  las camisetas, el cemento, las tejas o el mercado con gorgojos, mientras los congresistas se dan vida de reyes en tremendas mansiones, educan a sus hijos en el exterior, juegan póker en Panamá o Miami, disfrutan de la compañía de famosas modelos, fuman puros en Anapoima y gorrean al Estado, además del desproporcionado sueldo, un generoso plan de salud,  pasajes en avión, celular y gasolina del Estado, sin contar con las inimaginables  bondades de la mermelada estatal que se financia con los impuestos que pagamos los que sí trabajamos.

No hay comentarios: