ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 12 de junio de 2014

ELECCIONES PRESIDENCIALES

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Con marcada abstención los colombianos definimos en la primera vuelta los dos candidatos que próximamente se disputarán la presidencia, elecciones que no llaman la atención de los  electores por sus propuestas, sino por el juego sucio de unos  y otros, con el único objetivo de mantener o alcanzar el poder para satisfacción personal y grupal, sin importar el bienestar real de los 47 millones de colombianos.

La indiferencia representada en más del 60%  de abstención en la primera vuelta, es por la ausencia de un candidato de peso que pudiese obtener más del 50% de la votación y la poca plata que hubo para los "destacados" carga ladrillo de la politiquería.

Los resultados de las elecciones de mayo son el castigo al mal gobierno del actual presidente, un burgués elitista formado para disfrutar de las bondades de la riqueza, quien se guía por cifras macroeconómicas que hablan sobre la mejoría de los indicadores de pobreza que en la vida real no son palpables por más de 10 millones de colombianos que están en la miseria; por 45 millones de compatriotas que tienen que aguantar los abusos de las innecesarias EPS, (aproximadamente 2 millones de colombianos cuentan con buen servicios de salud, representados por los pudientes con medicina prepagada y algunos regímenes especiales como los de Ecopetrol y el Congreso).

También, por los miles de bachilleres que por falta de recursos no pueden acceder a educación superior de calidad; por la impunidad reinante, debido a la falta de la reforma a la justicia que retome la credibilidad, en especial de las altas cortes, para que los magistrados vuelvan a hablar a través de sus fallos y no con el protagonismo sesgado a través de los medios; por el incumplimiento  en el tema de las casas gratis para familias pobres, que por ahora deben conformarse solo con la primera piedra; por lo de los cupos indicativos, antes conocidos como auxilios parlamentarios para untar de mermelada a los congresistas, quienes con "sus empresas de confianza" siempre ganan las licitaciones, lo que empañó la esperanzadora urna de cristal que no pudo frente a la corrupción, propiciada por politiqueros a todo nivel; por permitir que las instituciones del Estado, en su mayoría, fueran dirigidas por cuotas de parlamentarios, quienes se dedican más a politiquear que a cumplir con la misión propia como el caso de la EPS Caprecom; por no proteger el interés de los pequeños productores agropecuarios frente a los TLC y el contrabando.

En ausencia de principios y valores, lo que predomina en la mayoría de líderes políticos que acompañan a los dos aspirantes a la presidencia, es la ley de pegarse al sol que más los alumbre, es el caso de un controvertido senador que escogió como padrino de su hijo al presidente anterior del que hoy despotrica, qué confusión y qué formación para el pobre hijo y ahijado. Que lástima que algunos de los medios de comunicación del nivel nacional con periodistas de renombre, hayan dejado de lado la objetividad al momento de  informar, para convertirse en simples mendigos de pauta publicitaria, en defensa de sus intereses personales y en contra del interés general.

En la mayoría de los pueblos de la región del Chicamocha ganó el otro candidato, el "leal al uribismo", movimiento político que con aciertos y desaciertos le llega al corazón del votante de a pie, quienes en su mayoría son víctimas directas o indirectas de la guerrilla, causa principal del atraso por más de dos décadas en nuestra región. Los paisanos votaron mayoritariamente por quien les gusta, a pesar de que varias alcaldías han sido "motivadas" desde el nivel nacional, a trabajar por la campaña del candidato presidente,  a pesar de los múltiples reconocimientos que el gobierno de Santander hace al actual presidente, por lo del contrato plan, que incluye cuantiosas inversiones, pero que hasta ahora solo es un documento con buenas intenciones. El actual presidente vino a Concepción hace más de dos años, allí  nos prometió que en el 2014 inauguraría la pavimentación de la carretera Málaga - Curos, la necesidad más apremiante de los rovirenses, hoy faltando dos meses para terminar el mandato, solo se ha pavimentado una mínima parte. El candidato a  la vicepresidencia vino a Capitanejo hace más de un año y medio a poner la primera piedra de las casas gratis, hoy solo esta la primera piedra; en los demás municipios de la región la situación es semejante.

En lo poco que queda de la campaña nos corresponde a los electores ponerle más cuidado a las propuestas de solución para los problemas de inseguridad, salud, educación, trabajo, vivienda, que a la pelea por quien tenga más escándalos, oficio nada profesional de los medios de comunicación nacional.

No hay comentarios: