ChicamochaNews.net - Multilenguaje

domingo, 17 de agosto de 2014

EXPECTATIVAS PARA EL SEGUNDO CUATRENIO


Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

Para los pesimistas, el nuevo gobierno del presidente Santos será más de lo mismo, cupos indicativos o mermelada, acompañada de cuotas burocráticas para satisfacer el apetito insaciable de algunos congresistas que están allí a base de maniobras no claras, amangualados con líderes regionales y "cargaladrillos" de pueblos que finalmente sirven para el enriquecimiento del parlamentario y su familia y poco o nada para producir las leyes que solucionen los problemas de  los colombianos, en especial  la inequidad social que originó la disidencia armada.

Es tan cerrada la rosca del poder nacional, que con tal de no permitir la participación de gente con alto nivel académico, con experiencia exitosa en su respectivo sector, prefieren nombrar allegados de confianza, así sean torpes, lo importante es que hagan los "mega mandados" que les encarguen los que los hicieron llegar al cargo, "mega mandados" que les significa más enriquecimiento a los padres de la patria y menos oportunidades a los que los eligieron y a los de a pie, entre ellos no menos de 8 millones que viven en miseria. De nada sirve que nos digan que la economía del país va bien, si al pobre le va mal.

Sin embargo, en ese escenario real pesimista hay la esperanza de que el rico jugador de póker aproveche la segunda oportunidad para nombrar en los ministerios e institutos descentralizados a personas que permitan al país avanzar significativamente en los sectores más neurálgicos como el campo, la salud, la justicia, la educación y el trabajo y disminuir al máximo la corrupción que se da a todo nivel.

Los grandes anuncios para el tema del campo aun no son realidad, hasta ahora están en el diagnóstico, es decir en el censo rural, mientras tanto, por las fronteras entra de contrabando, a precios irrisorios, lo que producen nuestros campesinos, porque los vecinos son más competitivos o porque el peso vale más que la moneda de los vecinos o porque los grandes contrabandistas están lavando dinero.

En salud se hizo mucha bulla en campaña con el hecho de que fue declarada exequible la ley que volvió la salud un derecho fundamental, ignorando que mientras esté mercantilizada la salud y manejada por EPS  con ánimo de lucro  los pacientes tendrán que seguir esperando por citas y procedimientos y acudiendo a la tutela para que sean atendidos, porque a las EPS siempre les será mejor negocio ponerle trabas a los usuarios que atenderlos oportunamente; basta ver las trabas para las endoscopias digestivas para los usuarios de la región con más incidencia de cáncer gástrico en Colombia, como es García Rovira. 

En educación son muchos los bachilleres que se quedan esperando un cupo para la educación superior lo que los lleva a vivir del rebusque en ausencia de empleo formal y aun no nos recuperamos del vergonzoso puesto que ocupamos, comparados con los demás países.

En justicia campea la impunidad, es urgente recuperar la credibilidad, en especial de las altas cortes, en virtud a su función nominadora que le quitó la majestuosidad para convertir a algunos de sus miembros en politiqueros: "yo te elijo, tú me elijes". No olvidar: ¡La gran rosca en crucero y el magistrado asalta viudas!

En trabajo se muestra como un gran logro que el desempleo haya caído a menos de un digito y que creció el empleo formal, que contradicción con la enorme migración de jóvenes de nuestros pueblos a la ciudad por falta de oportunidades.

La corrupción ya no es noticia es cotidianidad y poco o nada hacen los organismos de control para evitarla a nivel nacional, regional y municipal.  Los organismos de control son protagónicos para unos casos pero laxos para la mayoría; dan la impresión que actúan más en función de intereses sectoriales o mejor del grupo que logró elegir al líder del organismos de control, bien sea nacional o regional. Se requiere empoderar más a la comunidad para que por medio de las veedurías ciudadanas se cuide mejor el uso de los recursos públicos. Recientemente, PYRRY contó en televisión el caso de un alcalde que contrató con difuntos, fue investigado y ahora aspira nuevamente a la alcaldía.

La expectativa es grande, lo mejor que puede hacer el jugador de póker en su segundo cuatrienio es atender a los sectores neurálgicos, con menos asistencialismo y mejores oportunidades, para reducir la inequidad y dejar sin argumentos a los personajes de la Habana que, aparte de que le han hecho daño al país por más de medio siglo, quieren salir premiados.

No hay comentarios: