ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 9 de octubre de 2014

LEY DE CUIDADOS PALIATIVOS: OTRO SALUDO A LA BENDERA

Por MD Darío Elvis Camacho Noriega

El mes pasado, el Congreso de Colombia aprobó la ley 1733 de 2014, mediante la cual se regulan los servicios de cuidados paliativos para el manejo integral de pacientes con enfermedades terminales, crónicas, degenerativas e irreversibles, en cualquier fase de la enfermedad de alto impacto para la calidad de vida. Esta ley reglamenta el derecho que tienen las personas con enfermedades en fase terminal, en cuanto a cuidados paliativos, en procura de mejorar su calidad de vida y la de sus familiares mediante un tratamiento integral del dolor, el alivio del sufrimiento y otros síntomas, teniendo en cuenta sus aspectos psicopatológicos, físicos, emocionales, sociales y espirituales de acuerdo con las guías de práctica clínica que establezca el Ministerio de Salud para cada enfermedad.

La ley define qué paciente se considera en fase terminal, delimita cual es la enfermedad crónica, degenerativa e irreversible de alto impacto en la calidad de vida, dice que los cuidados paliativos son los que se requieren para el control del dolor y otros síntomas mediante apoyo médico, social y espiritual, e incluye el apoyo psicológico y familiar durante la enfermedad y el duelo. La ley establece los derechos de los pacientes terminales como son el derecho al cuidado paliativo, el derecho a la información clara, detallada y comprensible por parte del médico tratante sobre su diagnóstico, estado y pronóstico y las alternativas del cuidado paliativo como las consecuencias al reusarse a ellas, información a la que también tiene derecho su familia. Además establece el derecho a una segunda opinión, así como el derecho a suscribir el documento de Voluntad Anticipada en el que indicará sus decisiones, en caso de cursar con una enfermedad terminal, de no someterse a tratamientos médicos innecesarios y en caso de muerte su voluntad de donar o no sus órganos. Allí también se establecen los derechos de los niños y adolescentes y los de los pacientes que no están en capacidad de decidir.

La ley obliga a las EPS a la prestación de los cuidados paliativos a través de la red de IPS según su nivel de complejidad con personal idóneo.  

Acá es donde empieza el "Cristo a padecer", porque en general las EPS que tienen la obligación de garantizar la prestación de servicios en forma oportuna, eficiente y eficaz a sus afiliados han hecho lo opuesto con los pacientes que tienen expectativa de curación o control de sus enfermedades; qué interés van a tener en garantizar el cuidado paliativo en condiciones dignas de quienes padecen enfermedades terminales. 

Mientras existan EPS trabajando con ánimo de lucro en función de no prestar servicios de salud oportunos, eficientes y eficaces, normas como la ley de cuidado paliativo se convierten en otro saludo a la bandera.  

No hay comentarios: