ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 21 de enero de 2016

SECRETARÍAS DE SALUD DEPARTAMENTALES Y MUNICIPALES

Por Darío Elvis Camacho Noriega, Médico

Las Secretarías de Salud Departamentales y Municipales son la mano derecha en Salud de Gobernadores y Alcaldes; la selección de las personas que estén en estos cargos desde el inicio del nuevo cuatrienio, el próximo año, se convertirá en buen o mal síntoma para lo que será la salud en cada Departamento y Municipio; estos cargos son de libre nombramiento y remoción y su primer actividad será la de formular el plan local o departamental de salud para el nuevo  periodo, basados en el diagnóstico de salud pública.    

La función principal de la Secretaría de Salud Departamental es la inspección, vigilancia y control de las entidades de Salud como instituciones prestadoras de servicios de salud, es decir, Hospitales, Clínicas, Centros de Salud, Consultorios Médicos, Odontológicos, Laboratorios, Centros de Estética y Droguerías, para verificar que cumplan los requisitos mínimos que generen atención segura, al igual que el seguimiento de las Entidades promotoras de Salud - EPS. También tienen a cargo la vigilancia, inspección y control  de actividades de Salud Pública como los programas de Vacunación, Tuberculosis y otras patologías de interés en Salud Publica; además, el control de vectores como el  Pito, que transmite el Chagas; los zancudos, que transmiten Dengue, Chikungunya, Sika y Malaria y todo lo relacionado con la manipulación de alimentos. También son las encargadas de contratar los recursos con los que se atiende lo que no está en el plan de salud de las personas afiliadas al Régimen Subsidiado.   

Las Secretarías de Salud Municipales, en especial las de los pueblos pequeños como los de la Región del Chicamocha, están más orientadas a la promoción de la Salud y la Prevención de las enfermedades que predominen en la región, a contratar con el Hospital o Centro de Salud de su Municipio la ejecución del Plan de Intervenciones Colectivas que son actividades que buscan intervenir factores determinantes de la salud, a procurar y facilitar que toda la población esté asegurada en salud en alguno de los regímenes: contributivo, subsidiado o especiales como el del Ejercito, Policía Nacional y Magisterio, al igual que gestionar y supervisar el acceso a los servicios de salud de la comunidad en términos de oportunidad, eficacia, eficiencia y calidad. Deben promover la participación comunitaria en la vigilancia de los aseguradores y prestadores de salud de la localidad.  

Tanto los Secretarios de Salud Departamentales como los Municipales tienen voz y voto en las Juntas Directivas, máxima autoridad de los Hospitales o Centros de Salud, bien sea del Departamento o del Municipio; Junta Directiva que tiene la obligación, entre otras, de procurar el mejor Gerente para el Hospital o Centro de Salud desde el primero de Abril del próximo año.

Con este repaso breve de la importancia de las Secretarias de Salud, la invitación respetuosa que hago desde esta columna constructiva, es para que los nuevos  Gobernadores y Alcaldes nombren a personas idóneas, preferiblemente del área de la Salud, con liderazgo forjado en el conocimiento y el ejemplo al frente del tema Salud, para no agravar más el problema del sector. No es bien visto, así sea legal, el nombramiento de Secretarios o Secretarias de Salud de profesiones diferentes a las del sector, o más grave: con hábitos no saludables como fumadores, tomadores, sedentarios, obesos o que no hayan sido exitosos en cargos semejantes. 

La salud y la vida de la comunidad dependen de una sabia decisión en este nombramiento por parte de los nuevos Alcaldes y Gobernadores, de lo contrario, lo que se verá será el deterioro de los centros de Salud y de los indicadores de salud pública, es decir, más embarazos en adolescentes, más desnutrición infantil, más alcoholismo, tabaquismo y drogadicción, más muertes maternas y de niños, más mortalidad evitable, más Dengue, Chikungunya, Sika, Malaria, Chagas, Obesidad, enfermedades de transmisión sexual, más enfermedad mental, más accidentes de tránsito, más intoxicaciones alimentarias, más quemados con pólvora, más intoxicados con alcohol adulterado, más paseos de la muerte,  más cáncer de útero y seno, más maltrato intrafamiliar; volverán a verse casos de Rabia Humana, etc, etc. Todo perfectamente evitable si los nuevos gobernantes toman  decisiones técnicas y no politiqueras.  

¡Por favor, piénsenlo un poquito!

No hay comentarios: