ChicamochaNews.net - Multilenguaje

jueves, 21 de enero de 2016

VERDADES A MEDIAS EN SALUD

Por Darío Elvis Camacho Noriega

En los últimos meses hemos visto por medios nacionales y regionales a servidores de la salud, tanto personal auxiliar y profesional como especialistas, protestando con justa razón,  por el no pago oportuno de su sueldo u honorarios y a algunos Gerentes respondiendo con el argumento del no pago de las cuantiosas deudas de algunas EPS a los Hospitales. También hemos visto a algunos Gerentes de Hospitales y Gobernadores en reuniones con el Ministro de Salud, procurando el pago de las EPS morosas a los respectivos hospitales. El Ministro  se compromete a hacer la gestión, como lo dice siempre, cada vez que algún Gobernador  junto con los Gerentes de hospitales lo visitan para lo mismo, tal como este medio lo publicó en marzo de este año. Aparentemente se ve lógica la problemática, algunas EPS no pagan a tiempo o simplemente no le pagan a los hospitales, esto los deja sin liquidez y no permite el pago oportuno de los servidores de la salud.

Esta verdad es a medias, porque el pago inoportuno a los trabajadores de la salud tiene otras causas de igual o más peso que la ya mencionada, con el agravante de ser   directamente responsables algunos Gobernadores y Alcaldes o sus mandos medios, con la anuencia de algunos miembros de Juntas Directivas, que en uso de la politiquería y la corrupción han manipulado los concursos de meritocracia para la selección de Gerentes, que en teoría deberían ganar las personas con más habilidades, pero los terminan ganando  los mediocres mandaderos de los politiqueros que compran los cargos y son finalmente los mayores responsables de que los procesos administrativos, asistenciales y de apoyo no funcionen bien y lleven además de la insatisfacción de los usuarios y sus familiares a la iliquidez, que no les permite pagar a tiempo sus obligaciones.

Por supuesto, la salida más fácil cuando no hay liquidez suficiente para pagar a trabajadores y contratistas o empresas tercerizadoras, es echarle la culpa a EPS malas pagas, pero  nunca reconocen ni los que salen en las fotos con el Ministro ni el mismo Ministro, que hay graves problemas de desadministración en los hospitales, porque no los han podido desligar de la influencia politiquera.

La plata llegaría más oportunamente a los hospitales públicos y se perderían menos recursos, si por ejemplo, el proceso de facturación fuera perfeccionado, como lo tienen los mejores hospitales públicos, como el General de Medellín, o Clínicas privadas como la Fundación Santa Fe, en donde prácticamente no pierden ningún servicio prestado, ninguna  factura, incluida la atención a habitantes de la calle o hasta los NN, a diferencia de la mayoría de los hospitales públicos en los que en este proceso emplean solo recomendados  de políticos sin ningún criterio de selección, así  no tengan la menor idea de informática, ni el más mínimo conocimiento de facturación de servicios de salud, prueba de ello es que nunca coinciden los estados de cuenta por facturas y por cliente que deben llevar los hospitales con los que si llevan las EPS.

En plata blanca, si un hospital pierde el 8% o el 10% de los servicios prestados en un año, por errores en la facturación, como sucede en varios hospitales de segundo y tercer nivel de atención, por la inadecuada elaboración de soportes de facturas, radicado tardío de facturas, incapacidad para responder glosas, esto equivale aproximadamente a un mes de  pago de mano de obra de todo el personal por cada año.

Si el Hospital padece del cáncer de la corrupción en las compras y la contratación de personal, con las famosas comisiones del 5% o 10% o más, para el Gerente o mandos medios o el politiquero que manda en el hospital, esto equivale a no menos de otro mes de pago de trabajadores de la salud por cada año. Por supuesto, existen otros desaciertos que llevan a gastos o perdidas evitables que también, si se evitaran, harían rendir más los ingresos de los hospitales.

Con estas reflexiones pretendo abrir los ojos de la comunidad para que no pasen entero cuando vean en noticias que los Hospitales no pueden pagar oportunamente a sus trabajadores y contratistas porque las EPS no les pagan.

Existen Hospitales públicos muy bien gerenciados en los que también algunas EPS no les pagan a tiempo, o simplemente dejaron de pagar, pero van al día con sus obligaciones  laborales y contractuales; es más, estos hospitales hasta reciben descuentos para el hospital y no para el Gerente, por el pronto pago de sus compras de medicamentos y otros insumos y les quedan excedentes para invertir en mejoramiento de infraestructura y actualización tecnológica y lo mejor es que generan satisfacción y seguridad para los usuarios y familia, hasta con valor agregado.

¿Será que el retroceso de varios hospitales de Santander está ligado a lo que circuló por las redes sociales de la posible manipulación de los concursos de meritocracia? ¿De qué manera explicar cómo algún Gerente que ganó el proceso, a la Junta Directiva al poco tiempo no le quedó más remedio que descalificarlo y la comunidad públicamente solicitar su salida del cargo mediante marchas? Por supuesto que el resultado de los hospitales está ligado directamente a le decisión de los Gobernantes, y de las Juntas Directivas,  y  esto pesa más en su funcionamiento, que las deudas de las EPS.   

¡Las verdades a medias son propias de los  líderes con doble moral!

No hay comentarios: