ChicamochaNews.net - Multilenguaje

lunes, 20 de junio de 2016

“FRUSTRACIÓN ROVIRENSE”

Por Darío Elvis Camacho Noriega - Médico

Cada año, desde 2012, todos los Hospitales y centros de salud del país son medidos en su parte financiera, con un rasero uniforme que dice si están bien financieramente o están en riesgo financiero bajo, medio o alto. Los que tienen algún tipo de riesgo entran en un programa de saneamiento fiscal y financiero en los siguientes 4 años, si no mejoran, pueden entrar en liquidación.

Cuando se publican resultados como los de la última clasificación de riesgo fiscal y  financiero de Hospitales, los Gerentes que les va mal siempre dicen que no tienen la culpa y señalan a un tercero como la causa de su desgracia financiera, siempre le echan la culpa a las EPS, cosa que en repetidas ocasiones, con argumentos, hemos mencionado que no es cierto, toda vez que pesan más en estos resultados financieros el conocimiento, los principios y valores, la defensa del interés general sobre el individual, el respeto por los recursos públicos, el aprecio y respeto por los pacientes, el verdadero liderazgo de quienes toman decisiones en los hospitales públicos, como son los Gobernadores, los Alcaldes, las Juntas Directivas de cada Hospital y por supuesto, los Gerentes.

Podrán dar infinidad de explicaciones, pero lo cierto, es que cuando los hospitales se ponen al servicio de la politiquería, se abre paso a la corrupción y a la pereza laboral, generando pérdida de credibilidad en la comunidad y desequilibrio en las finanzas. Es un sofisma decir y defender que prestar servicios de salud en Hospitales públicos es ante todo un negocio en el que prima facturar y cobrar. En toda empresa que viva de la venta de servicios que quiera sostenerse y crecer, prima el buen servicio, la satisfacción de los usuarios y la organización de los procesos, el dinero es consecuencia de lo anterior.

Según resultados publicados recientemente por el Ministerio de Salud, en 2015 solo el  52% de las ESE Hospitales Públicos están sin ningún riesgo financiero. Esto para el Ministro de Salud es un logro, porque hospitales que tenían dificultades financieras mejoraron con las medidas implementadas como el saneamiento de cartera. En Santander, el 53% de nuestros hospitales tampoco tienen riesgo financiero; sin embargo, se pasó de tener 49  hospitales sin riesgo financiero en 2014, a 44 en 2015, de acuerdo con los resultados publicados el mes pasado.

Lo que sorprende y frustra, es que nuestro HOSPITAL REGIONAL DE GARCÍA ROVIRA, el patrimonio social más valioso para los rovirenses, haya quedado en RIESGO FINACIERO, así sea bajo, situación que bajo ninguna circunstancia debió pasar, dado que es el único de los hospitales de capital de provincia de Santander que tiene las mejores ventajas competitivas: único sin competencia en una región geográficamente aislada, con más de  80.000 usuarios potenciales cautivos, la mayoría de venta de servicios es con COMPARTA EPS, la EPS que paga más a tiempo sus obligaciones a los hospitales. Hospital que tiene la mejor actualización tecnológica, costos fijos de funcionamiento, muy bajos frente a los costos variables, lo que le permite adaptarse a las oscilaciones del mercado.

Además de lo anterior, el Hospital Regional de García Rovira fue capaz, desde su creación, el 26 de enero de 2006, partiendo de cero pesos, pagando arriendo costoso, por el deteriorado edificio al Hospital Santo Domingo en liquidación, de crear suficiente capital de trabajo para pagar todas sus obligaciones a tiempo y financiar con más de $4.000 millones, la compra de equipo biomédico nuevo, moderno y de las mejores marcas del mundo; mejorar su estructura física, producto de esfuerzo propio, es decir, de excedentes  financieros de la venta de servicios, de llegar a tener los mejores resultados, no solo en lo económico sino en satisfacción a los usuarios; sin cobros cuestionables a acompañantes de pacientes o excedentes por habitación unipersonal, resultados reconocidos por el DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, con diploma entregado por el propio Presidente de la República en la Casa de Nariño, con publicación en el periódico EL ESPECTADOR, con el artículo titulado, "HOSPITAL QUEBRADO, HOY ES UN MODELO DE GESTIÓN". 

Corresponde al nuevo gobierno departamental y directivos del hospital de los rovirenses, no solamente recuperar el riesgo financiero, sino mejorar la satisfacción y seguridad del  usuario y su familia. El reto es llevarlo a mejor sitial que el que obtuvo en sus primeros 6 años de funcionamiento.

Felicitaciones a los y las Gerentes que mejoraron el riesgo financiero de sus hospitales o mantienen a sus Hospitales fuera de riesgo y trabajan por la satisfacción de los usuarios.

No hay comentarios: