ChicamochaNews.net - Multilenguaje

domingo, 16 de octubre de 2016

“Nuevo golpe a hospitales públicos”

Por Darío Elvis Camacho Noriega - Médico

Los Hospitales y Centros de Salud públicos en donde se hace realidad el derecho a la salud de la gente de a pie, además de tener que soportar la influencia perversa de los politiqueros locales, departamentales y nacionales, ahora les toca de manera obligatoria  contra posible sanción, fiarle a las EPS quebradas, según circular reciente de la Superintendencia Nacional de Salud, medida que no aplica a Hospitales y Clínicas privadas.

Antes de la absurda circular de la Superintendencia Nacional de Salud, cuando la deuda de una EPS crecía y se hacía muy antigua, los Hospitales podían anunciarle y suspender los  servicios hasta  que  se hiciera un buen abono a la cuenta.

Por otra parte, el Ministerio de Salud, con la información anual que obligatoriamente reportan todos los Hospitales Públicos del país, pequeños y grandes, hace la respectiva clasificación financiera del riesgo, la publica alrededor del quinto mes del siguiente año, allí aparecen los hospitales sin riesgo, con riesgo bajo, medio y alto, los dos últimos deben inmediatamente acogerse al programa de Saneamiento Fiscal y Financiero del Ministerio de Hacienda, el cual busca  mejorar los ingresos  y con gran austeridad en el gasto volver a estar en equilibrio, es decir que con los ingresos anuales recaudados paguen la totalidad de los gastos; los que no logran salir del riesgo alto pueden ser sujetos de liquidación.

Por supuesto que parte de la culpa de que muchos hospitales estén en riesgo la tienen algunos Gerentes de Hospitales que sin mérito alguno, sin principios ni valores, corruptos, con maniobras ilegales  avaladas por algunos Alcaldes y Gobernadores han puesto a los hospitales al servicio de la politiquería y no de la razón de ser: los pacientes.

La absurda medida de obligar a los Hospitales a seguir entregando servicios fiados a EPS  quebradas como CAFESALUD, que recibió a los afiliados y beneficiarios de la quebrada SALUDCOOP es contradictoria, toda vez que por un lado los Hospitales tienen el deber de recuperar cartera morosa para financiar sus gastos y su normal funcionamiento, para no caer en riesgo financiero y sí lo están para poder salir del mismo, la medida hace que no puedan presionar el cobro con la suspensión de servicios y entren en desequilibrio. Lo que no hizo bien la Superintendencia Nacional de Salud con la pésima intervención a SALUDCOOP, el pobre e inoportuno control sobre CAFESALUD y otras EPS, lo pretende tapar obligando a los Hospitales a que se quiebren. No olvidar que otras grandes EPS quebradas como SOLSALUD y CAPRECOM, manejadas también por la clase política,  dejaron en graves aprietos financieros a los Hospitales con deudas que no se reconocieron y mucho menos se pagarán.   

No se necesita hilar muy fino ni ser experto en economía y  administración de la Salud  para entender que cuando predomina lo politiquero sobre lo técnico todo fracasa, EPS, Hospitales, Secretarias de Salud Departamentales o Municipales. No es un secreto que en algunas EPS quebradas, intervenidas tardíamente por la Superintendencia Nacional de Salud, sus interventores fueron finalmente cuotas de partidos políticos  o parlamentarios, como parte de la mermelada, decisiones que a simple vista están empeorando el ya oscuro panorama de la salud en Colombia, en especial en la atención de los de a pie.  Pobres Hospitales, pobres Servidores de la Salud y pobres pacientes y su familia. ¿Cuándo será que en nuestro país se tomen decisiones dentro del marco de los principios y valores? ¿Cuándo se hará realidad en nuestro país el principio universal de la administración y principio constitucional nuestro como "predominio del interés general sobre el individual"?

No hay comentarios: