ChicamochaNews.net - Multilenguaje

viernes, 10 de marzo de 2017

“MUERTES POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO: GRAVE PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA”

Por Darío Elvis Camacho Noriega – Médico

Según el OBSERVATORIO DE SALUD PÚBLICA DE SANTADER basado en el acumulado de estadísticas vitales, es decir en los certificados de defunción, "en nuestro departamento 27 de cada 100 defunciones  por accidentes de tránsito ocurren en personas entre 20 y 29 años de edad; se presentan cuatro veces más muertes en hombres que en mujeres".

Un informe sobre la situación mundial de la seguridad vial de 2015 señala que "los accidentes de tránsito son una de las causas de muerte más importantes en el mundo, y la principal causa de muerte entre personas de edades comprendidas entre los 15 y los 29 años". 

Según informe de la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD –OMS-, "A pesar de que los países de ingresos bajos y medianos tienen menos de la mitad de los vehículos del mundo, se producen en ellos más del 90% de las muertes relacionadas con accidentes de tránsito". Es fácil intuir que se asocia a un alto grado   de irresponsabilidad de quienes deben cumplir y hacer cumplir las normas, posiblemente asociado al bajo nivel cultural.

Agrega la OMS que, "Usar correctamente un casco de motociclista puede reducir el riesgo de muerte casi en un 40%, y el riesgo de un traumatismo grave en más del 70%". En nuestra región, los motociclistas irresponsables y sus pasajeros se creen listos y astutos porque sólo se ponen el casco cuando los mira la autoridad, para evitar el parte.

OMS también dice: "El uso del cinturón de seguridad disminuye entre un 40% y un 50% el riesgo de muerte de los ocupantes delanteros de un vehículo, y entre un 25% y un 75% el de los pasajeros de asientos traseros".

En  nuestro país  y  nuestra región se cumple  con esta obligación elemental, más para evitar los partes y no para prevenir mayores traumatismos en caso de accidente.

Finalmente, la OMS dice: "Las probabilidades de verse involucrado en un accidente son aproximadamente cuatro veces mayores para los conductores que usan el teléfono celular mientras conducen, comparado con los conductores que no lo hacen. Los celulares con manos libres no son mucho más seguros que los que se llevan en la mano". La concentración en la conducción disminuye al hablar por celular, así sea de manos libres. Tan fácil que es parar el vehículo o la moto y hablar por celular.

Mezclar bebidas alcohólicas y conducir, por supuesto, es causa frecuente de accidentes de tránsito. Los accidentes de tránsito a su vez generan pérdida de días productivos, discapacidad, invalidez, muerte y mucho sufrimiento para familiares y relacionados. 

La pregunta para las autoridades, en especial a las de nuestra provincia, es si están haciendo lo suficiente  para evitar los numerosos accidentes de tránsito.  ¿Será que al menos dan buen ejemplo en este tema?, ¿será que en los concejos de seguridad se analizan las estadísticas de accidentalidad y se toman decisiones trascendentales? Por ahora, lo que vemos es el predominio de la cultura de la permisividad frente al cumplimiento de normas, especialmente en pueblos pequeños.

Son incontables los motociclistas y parrilleros sin casco, algunos bajo el efecto de bebidas embriagantes y para completar sin SOAT. Transitan con exceso de velocidad, con sobrecupo, sin luces en la noche,  conducen y hablan por celular, y lo más preocupante  es que una vez sancionado el conductor o retenida su moto o vehículo no falta algún "falso líder" que llame  a la autoridad a interceder por irresponsables conductores.

Es mejor perder algo de popularidad frente a la comunidad que permitir el incremento de muertes o secuelas en accidentes de tránsito.

¡Mano dura en este tema!

No hay comentarios: