ChicamochaNews.net - Multilenguaje

sábado, 17 de junio de 2017

En Santander, 26 de cada 100 personas padecen obesidad

Por Darío Elvis Camacho Noriega - Médico

El desequilibrio entre calorías consumidas y gastadas se ha convertido en la causa fundamental del sobrepeso y la obesidad. Estos dos problemas de salud, año a año producen mortalidades más tempranas, pérdidas de años de vida saludable y costos elevados a los sistemas sanitarios para la atención de problemas de salud relacionados con la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, entre otras enfermedades.25 Mayo, 2017No hay comentarios en En Santander, 26 de cada 100 personas padecen obesidad

De acuerdo con el estudio factores de riesgo para enfermedades crónicas en Santander, realizado por la Secretaría de Salud Departamental, a través del Observatorio de Salud Pública de Santander, 26 de cada 100 santandereanos padecen obesidad, siendo mayor esta patología en mujeres. En cuanto al sobrepeso, aproximadamente 36 de cada 100 personas presentan esta condición en la región, sin diferencias por sexo.

Dicho estudio fue realizado con la participación de personas entre 15 y 64 años de sectores rurales y urbanos de todas las provincias del departamento de Santander, bajo el método  propuesto por la Organización Mundial de la Salud. Los datos fueron obtenidos a través de encuestas, mediciones físicas y bioquímicas.

Silvia Plata Vanegas, Coordinadora Científica del Observatorio de Salud Pública de Santander OSPS, destacó que "de 2010 a 2015 la prevalencia de personas que padecen sobrepeso u obesidad se incrementó significativamente en Santander, al pasar de 51% a 62%; lo anterior, principalmente por cuenta del sedentarismo y los malos hábitos nutricionales adquiridos por la población". Agregó que "estas dos condiciones incrementan con la edad, siendo mayor el riesgo en mujeres.

La Organización Mundial de la Salud OMS ha fijado algunas recomendaciones claves para llevar una vida saludable; entre otras, consumir diariamente cinco porciones entre frutas y verduras, realizar mínimo 30 minutos diarios de  ejercicio, al menos cinco de los 7 días de la semana, evitar el consumo de alimentos fritos y el exceso de harinas y bebidas azucaradas.

Para nuestro medio, es necesario crear estrategias que garanticen que en los entornos familiares, educativos, laborales y comunitarios se consuma alimentación saludable, se realice actividad física regular y el control en general de los factores de riesgo que influyen en la aparición de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y la diabetes. En la región se ha llegado al colmo del absurdo, pues en algún colegio impiden que los niños lleven fruta de la casa porque deben consumir las bebidas azucaradas o los procesados que venden en la cafetería.   

Son comunes en las entidades que deben dar ejemplo de hábitos de vida saludable, las comilonas  de  grasa con bebidas azucaradas. Y qué decir de algunos "líderes" del sector salud  obesos, sedentarios, fumadores y tomadores.

El reto para quienes toman decisiones en materia de salud pública en nuestra región del CHICAMOCHA, es el de reconocer que el sobrepeso y la obesidad está en nuestra comunidad y está causando enfermedad y mortalidad. Lo más importante es que este problema puede ser intervenido desde la educación, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad con el fomento de hábitos de vida saludable. 

¡Ojo! padres de familia que están criando a sus niños con "salsas tapa arterias", procesados y "bebidas azucaradas engordadoras" y que además les permiten permanecer largas horas acostados viendo televisión o manipulando aparatos electrónicos.

¡Más vale prevenir que lamentar!

No hay comentarios: